VIDEO. Mariano Rajoy: "las fuerzas de seguridad 'han cumplido con su obligación' en Cataluña"

Mariano Rajoy calificó la consulta de "ataque premeditado y consciente al que el Estado ha reaccionado con firmeza y con serenidad".

Por AFP

El presidente del gobierno español, Mariano Rajoy, aseveró este domingo que las fuerzas de seguridad "han cumplido con su obligación y con el mandato que tenían de la justicia" en Cataluña, donde intervinieron para impedir el referendo de independencia prohibido.

"Habría sido más fácil para todos mirar a otro lado", agregó el dirigente conservador en una alocución televisada, calificando la consulta de "ataque premeditado y consciente al que el Estado ha reaccionado con firmeza y con serenidad".

VIDEO

"Mi deber es hacer cumplir la ley, soy presidente de todos los españoles. Agradezco a Tribunales y FCSE su compromiso con el Estado de Derecho", indicó el mandatario.

Trescientos centros de voto cerrados en Cataluña

Al menos 300 centros de voto para el referéndum de autodeterminación prohibido en Cataluña fueron clausurados este domingo por las fuerzas de seguridad, según el gobierno catalán, mientras en otros lugares se votó a veces en medio de la improvisación, comprobaron periodistas de la AFP.

El ejecutivo regional catalán anunció este domingo por la tarde que 319 centros habían sido cerrados por la policía. El ministerio del Interior informaba por su parte de 92 cierres en toda Cataluña a las 17H00 locales (15H00 GMT), tres horas antes del fin de la votación.

Según el gobierno independentista, la votación se desarrolló en numerosos centros de la región pese a la prohibición de la consulta por la justicia. En un principio, había previsto unos 2.300, pero se ignoraba cuántos pudieron abrir realmente.

Largas colas se formaron a partir de las cinco de la madruga frente a todos los centros de votación que los periodistas de la AFP visitaron en las provincias de Barcelona y Girona.

En la mayoría, la movilización fue masiva en un intento de impedir que los colegios fuesen cerrados cumpliendo la orden judicial y las personas votaron en un ambiente de calma.

En Girona, a 50 metros de un gimnasio donde el presidente Carles Puigdemont no pudo votar porque la policía había confiscado las urnas por la fuerza, una asociación de vecinos en el pueblo de Sarrià de Ter tenía una urna donde numerosas personas votaban tras verificación en una lista electoral impresa.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo