De secretaria de Alejandro Sinibaldi a testaferra de sus empresas

Aneliesse Herrera declaró durante una hora y recordó que inició un trabajo de asistente y secretaria devengando Q3 mil 500 y terminó como representante de sus empresas donde se lavaron millones.

Por Kenneth Monzón

La declaración de Aneliesse Mercedes Herrera Monterroso, quien fue secretaria y asistente personal de Alejandro Sinibaldi, no estaba prevista. Poco antes de la pausa para almorzar en el Juzgado de Mayor Riesgo D alzó la mano derecha y caminó hasta estar frente a la jueza Ericka Aifán: “Deseo declarar”.

La sindicada del caso “Corrupción y construcción” fue la última en hablar. Durante una hora recordó el trabajo que hizo para Sinibaldi el exministro de Comunicaciones, Infraestructura y Vivienda y prófugo de la justicia. “Empecé en agosto de 2005 como su asistente. Ganaba Q3 mil 500 y jamás imaginé que terminaría en esto (en prisión debido a la investigación que hizo la Fiscalía y la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala por lavado de dinero)”.

Aunque Herrera evitó responder preguntas del fiscal, recordó que Sinibaldi le pidió en 2007 ser la representante de una de sus empresas de cartón Inversiones ASA, S. A. “La dirección inscrita fue la de mi casa”, declaró.

Firmaba los cheques que me entregaba Sinibaldi. Recuerdo los que se leía “CB” y ahora supe que era lo que explicó el fiscal, la casa bonita de Muxbal de Sinibaldi”, mencionó Herrera.

Herrera aceptó que fue representante de las empresas Mobiliario Urbano, Cima Urbana, Urbe Estática y dos panameñas, donde se lavaron millones. La acusación detalla que fueron US$10 millones de 2006 a 2017 en cobro de sobornos del 15% a las empresas constructoras.

La secretaria recordó que le “manejó” las redes sociales a Sinibaldi en 2011 cuando se postuló para alcalde por el extinto Partido Patriota. “Como no ganó Sinibaldi me dijo que iba a ser ministro y me contrató. Ahí ya devengaba Q22 mil 500 del Estado más Q8 mil 500 por ser su secretaria”.

Al final de su declaración recordó que en diciembre de 2016 le inmovilizaron un lujoso apartamento y en febrero de 2017 declaró durante dos horas en la Fiscalía.

Acepta pago de sobornos

El empresario Pedro Luis Ramón Rocco Arrivillaga, de Pavimentos de Guatemala, S. A., aceptó que pagó Q10.1 millones a las empresas de Sinibaldi como soborno. “Fue una extorsión”, mencionó y mostró dos cheques que guardaba de ese día.

Mañana se prevé que el fiscal pida vincular a los sindicados al caso y proyectará una presentación de cada uno de los 28 sindicados.

secretaria de Alejandro Sinibaldi Aneliesse Herrera Kenneth Monzón

El padrino de Sinibaldi declara que le falsificaron su firma

Juan Ignacio Florido, socio de la Constructora y Agropecuaria El Florido, S. A., declaró que “falsificaron su firma” en las transacciones de lavado de dinero que hizo el prófugo Alejandro Sinibaldi en Nicaragua.

Pensé que Alejandro era mi amigo, nunca pensé que me iba a traicionar. Lo conozco desde 1986 y fue mi padrino de bodas”, mencionó.

 

“Ya siendo ministro me citó para hablar de un negocio de compra de maquinaria, me ofreció un sueldo de 15 mil quetzales mensuales y que después repartiríamos los dividendos”, explicó por las acusaciones. “Me falsificaron la firma, alguien escribió a un banco a Nicaragua”. Aclaró que “el control de la empresa lo tenía Sinibaldi”.

FRASE
En 2012 consideré que era mejor aceptar un 85 por ciento de algo que el cero por ciento de nada y pagué los sobornos”.
Pedro Luis Ramón Rocco Arrivillaga, de Pavimentos de Guatemala

DATO
17
de los 28 sindicados declararon ante la jueza Ericka Aifán. Dos (Elder Vásquez y Griselda Álvarez) fueron testaferros del empresario Walter López.

5 MOMENTOS DE LA DECLARACIÓN

El testimonio de Aneliesse Herrera sorprendió en el quinto día de audiencia de primera declaración.

  1. Herrera mencionó que Sinibaldi la contrató en 2005 por Q3 mil 500.
  2. En 2007 aceptó ser representante de Inversiones ASA, S. A., y le aumentó a Q4 mil 500. “Firmaba cheques”.
  3. “En 2008 era la representante de Mobiliario Urbano, S. A., no podía cuestionarle ni decirle esto no se lo firmo”.
  4. La secretaria de Sinibaldi declaró que en 2010 surgió el programa “Hablando con el señor Sinibaldi”, para promocionar su imagen. “El uso de las redes sociales no era su virtud y se las manejaba”.
  5. En 2012 ingresó al MICIVI y su plaza como asistente de Sinibaldi fue de Q22 mil 500 mensuales con todas las prestaciones.

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo