Londres 2017: el Mundial de Atletismo que emociona a muchos, pero no del todo a los locales

A pocas horas del disparo de salida en la fiesta atlética en el estadio Olímpico de Stratford, el interés de la afición de Londres parece estar en otra dirección.

Por Fernando Ruiz

Son pocas, por no decir nulas las señales que indican que en Londres hay una expectativa enorme por ser la sede del Campeonato Mundial de Atletismo en su edición 16.

Sin duda este es el evento deportivo más importante que la capital del país alberga luego de los Juegos Olímpicos de hace cinco años, pero los locales parecen no tener tanto interés como en aquel entonces.

En las calles del centro y el lado oeste de la ciudad la publicidad del certamen que organiza la IAAF no existe y es hasta los primeros metros del Parque de la Reina Isabel II cuando los colores lila, fuscia y naranja comienzan a verse con frecuencia.

Evidentemente la circulación de los vehículos que transportan a entrenadores, atletas y oficiales, y de los voluntarios y el personal de la organización le dan vida al ambiente que en otros rincones no tiene cabida.

Obstáculos en la pista
El inicio de la temporada 2017-2018 de la Liga Premier inglesa programado para el 12 de agosto, los fichajes de figuras como el del mexicano Javier "el Chicharito" Hernández con el West Ham, club que juega como local en el estadio Olímpico, o la expectativa de ver a Roman Lukaku con el Manchester United, parecen capturar en una forma más efectiva la atención de estos.

Justamente a la par de la taquilla en la que se venden los boletos para el Mundial, los cuales tienen precios relativamente accesibles: el más barato, llamado "Bolt" (por el velocista jamaiquino), cuesta el equivalente de Q200.00 y el más caro, el "Gunnell" (por la exatleta local Sally Gunnell) Q505.00, se encuentra en la que se pueden comprar entradas para el primer partido de local del West Ham contra el Southampton, el 19 de agosto, que casi están agotados.

A esto se suma la sensación de inseguridad provocada por los atentados que el país sufrió este año en Mánchester, en marzo, y en Londres, en mayo, la cual es considerada una de las causas del escaso interés.

El Mundial arranca este viernes con su ceremonia de apertura programada para las 11 horas (en Guatemala) y solamente el transcurso de los días dará la respuesta sobre si el espectáculo es capaz de ganarle la carrera a la indiferencia entre los londinenses.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo