EE. UU. aplica duras sanciones a Maduro por ruptura del orden constitucional en Venezuela

Por Ivonne Gordillo

Estados Unidos aplicó el lunes sanciones jurídicas y financieras al presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, por la "ruptura del orden constitucional" que representa la Asamblea Constituyente, y dijo que esa elección confirma que "es un dictador que ignora la voluntad del pueblo".

"Las elecciones ilegítimas de ayer (domingo) confirman que Maduro es un dictador que ignora la voluntad del pueblo venezolano", indicó el secretario del Tesoro, Steven T. Mnuchin, al anunciar que todos los activos del mandatario "sujetos a la jurisdicción de Estados Unidos están congelados".

"Cualquiera que participe en esta ilegítima Asamblea Nacional Constituyente podría estar expuesto a futuras sanciones estadounidenses por socavar procesos e instituciones democráticas en Venezuela", advirtió Mnuchin en un comunicado.

Con estas sanciones, Estados Unidos busca expresar su oposición al "régimen de Maduro", apuntó.

El gobierno de Donald Trump tomó las medidas contra Maduro, en el poder desde 2013, un día después de la elección de los miembros de la Asamblea Constituyente, una contienda en la que la oposición venezolana no participó por considerarla "fraudulenta".

Según Estados Unidos, ese órgano "aspira ilegítimamente a usurpar el papel constitucional" del Congreso elegido en diciembre de 2015 y dominado por la oposición, así como "reescribir la Constitución e imponer un régimen autoritario" al pueblo venezolano.

Estados Unidos es el principal comprador de crudo venezolano, con importaciones de 800.000 barriles diarios sobre una producción de 1,9 millones.

La semana pasada, el gobierno de Trump sancionó a 13 funcionarios y militares cercanos a Maduro, entre ellos a Tibisay Lucena, presidenta del poder electoral, acusados de quebrar la democracia, violar derechos humanos o por corrupción.

Esas sanciones son las terceras anunciadas contra funcionarios o exfuncionarios venezolanos, luego de las emitidas en febrero y mayo.

"Ambición dictatorial"

La fiscal general de Venezuela, Luisa Ortega, aseguró este lunes que el país está frente a una "ambición dictatorial" del presidente Nicolás Maduro, al desconocer la Asamblea Constituyente elegida el domingo durante una violenta jornada que dejó diez muertos.

"Me dirijo al país (…) para desconocer el origen, proceso y presunto resultado de la inmoral Constituyente presidencial (…). Estamos frente a una ambición dictatorial", dijo Ortega en un pronunciamiento ante la prensa.

Ortega, chavista devenida en fuerte crítica de Maduro, aseguró que la Constituyente "va a acabar" con los derechos al voto, a la manifestación y a la libertad de expresión. "Todos los derechos políticos están en peligro", advirtió.

El poder electoral anunció que ocho millones de venezolanos (45,5% del padrón) participaron en la votación del domingo, lo que Maduro celebró "como un triunfo histórico", pero la oposición denuncia como un fraude.

"Esta Constituyente presidencial no tiene legitimidad. Es una burla al pueblo y su soberanía. Veremos a un poder absoluto en manos de una minoría", sentenció la funcionaria.

Con información de Agencias

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo