Pasar responsabilidad de centros correccionales a Gobernación es inviable legalmente, según expertos

Por Nancy Alvarez

Pasar la responsabilidad de atender a los jóvenes en conflicto con la ley penal al Ministerio de Gobernación no es viable tomando en cuenta la ley vigente, la cual establece que esa labor le corresponde a la Secretaría de Bienestar Social (SBS), explicaron hoy dos expertos durante el programa A Primera Hora, de Emisoras Unidas.

Los entrevistados son Ilse Alvarez, exviceministra de Gobernación, abogada y criminóloga; y Leonel Dubón, director de la asociación Refugio de la Niñez.

El vicepresidente Jafeth Cabrera expresó ayer que el problema que existe con relación a los centros correccionales también tiene carácter judicial, porque una secretaría no debería atender ese tipo de conflictividad sino debería ser a través del Ministerio de Gobernación (Mingob).

Los centros en donde están internos los menores en conflicto con la ley penal están a cargo de la Secretaría de Bienestar Social (SBS), y es así como lo establece la Ley de Protección Integral de la Niñez y Adolescencia (PINA), de acuerdo con lo asegurado por Álvarez y Dubón.

Lee también: De nuevo se registran disturbios en centro correccional Las Gaviotas

Añadieron que los jóvenes no podrían estar a cargo del Sistema Penitenciario (SP) porque no se debe mesclar a los menores con los adultos sindicados.

“Los menores en conflicto con la ley penal no pueden tener el mismo tratamiento de las personas privadas de libertad que son adultos”, expuso la abogada.

¿Qué hacer para resolver la problemática?

A criterio de Dubón, lo que ocurre en los centros correccionales “es una bomba de tiempo permanente”.

En ese contexto, indicó que es necesario asignar infraestructura adecuada para el internamiento de los menores, así como crear un modelo de atención para la niñez y adolescencia.

Otro aspecto que destacó, y que calificó como urgente, es que se separe a la población interna según sus perfiles.

Lee también: INACIF: Monitores fallecieron por heridas de arma de fuego

“Se tienen menores y mayores mezclados y también hay adolescentes sancionados con no sancionados”, detalló.

También dijo que incluso los correccionales se coloca en las mismas áreas a los menores que ingresaron por algún delito menor y con asesinos y señalados de otros delitos graves y aprenden a delinquir.

“Se puede convertir en una escuela de crimen si no hay centros especializados y diferenciados”, aseguró el director del Refugio de la Niñez.

Por aparte, la exviceministra consideró que la tarea urgente es visibilizar el problema.

Además, sugirió que la SBS debería convocar a una conferencia de prensa en donde exponga sus dificultades, problemas, el presupuesto con el que cuenta, los salarios que podría pagar y el personal que tiene y necesita.

Según dijo, al conocerse con qué se cuenta y qué se necesita se puede proceder a actuar.

Asimismo, Dubón y Álvarez resaltaron que la sociedad y las autoridades deben trabajar en conjunto porque se trata de un problema que involucra a todos los guatemaltecos.

En tanto, la titular de la SBS, Cándida Rabanales, detalló que existe una situación “compleja” en los centros para menores en conflicto con la ley penal y aseguró que esto es algo que viene “desde años atrás, pues el abandono fue demasiado”.

Coincidió con el hecho de que se debe tener infraestructura adecuada y un modelo de atención. Además, indicó que la Secretaría ya está trabajando en estos aspectos.

Parte de ello es que se pretende utilizar las instalaciones donde funcionaba el Hogar Seguro Virgen de la Asunción para internar a menores sindicados de cometer delitos.

Añadió que se trabaja también en la creación e implementación de programas y proyectos educativos y psicosociales para la reinserción de los jóvenes, lo cual incluye temas de emprendedurismo.

¿Cortina de humo?

Cabe mencionar que Álvarez explicó que una de las hipótesis que tiene con relación a los motines generados este mes en el centro correccional Las Gaviotas, y otros más ocurridos en los lugares donde están internados los menores, podrían ser una “cortina de humo”.

“Se debe establecer si no es forma de distracción para dejar de poner atención a procesos realmente importantes que sacuden el país”, afirmó.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo