Hacen una impactante revelación sobre el sudario de Turín

Durante muchos años se ha debatido sobre la autenticidad del lienzo, pero un nuevo dato podría desenredar el misterio.

Por Carlos Alfredo Ordoñez

Un grupo de científicos del Instituto de Materiales de Trieste y del Instituto de Cristalografía de Bari (pertenecientes al prestigioso Centro Nacional de Investigación de Italia) han descubierto un impactante dato sobre el famoso sudario de Turín.

De acuerdo con el estudio, el lienzo, con el que (según la tradición cristiana) se envolvió el cuerpo de Jesucristo tras su crucifixión y sepultura, sí tuvo contacto con sangre humana. Específicamente, con la sangre de una persona que fue sometida a tortura.

Sudario de Turín Foto: AFP

Elvio Carlino, uno de los responsables de la investigación, afirma que el sudario contiene micropartículas que no están presentes en la sangre de una persona sana. Estás, según el experto, revelan "gran sufrimiento" de la víctima que posteriormente fue envuelta en el "paño fúnebre".

"El estudio demostró que en la fibra de lino hay creatinina, de dimensiones de entre 20 y 90 nanómetros, unida a pequeñas partículas de hidrato de hierro, de dimensiones de entre 2 y 6 nanómetros, típicas de la ferritina".

Carlino explica que la creatinina y la ferritina están presentes en personas que han sufrido fuertes traumas.

El hallazgo fue hecho con un novedoso sistema llamado "microscopía electrónica en transmisión de resolución atómica y difracción de rayos X con amplia angulación", indica el sitio Infobae.

El sudario de Turín, conocido también como "sábana santa" o "santo sudario", es un lienzo de casi cuatro metros de largo por uno de ancho. Actualmente, se encuentra en la capilla real de la Catedral de San Juan Bautista, en Italia. Su rasgo más llamativo es la imagen de un rostro grabada en él, el cual, según muchos, es la imagen de Jesús.

Recuerdos del sudario de Turín Foto: AFP

El estudio, publicado en la revista Plos One, parece respaldar esta teoría debatida durante años. Sin embargo, escépticos siguen argumentando que la manta es, en realidad, una falsificación creada en la Edad Media para alimentar la mística entre la población europea.

La Iglesia Católica nunca ha dicho oficialmente que se trate del lienzo con el que se envolvió el cuerpo de Jesucristo. Comenzó a ser exhibida en Francia en 1357, pero nunca se supo con certeza cuál fue su origen.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo