Revelan un preocupante secreto sobre las papas fritas

El platillo favorito de muchos es más peligroso de lo que se pensaba.

Por Carlos Alfredo Ordoñez

Una investigación realizada por un grupo de científicos, liderado por el italiano Nicola Veronese, determinó que las papas fritas, uno de los platillos favoritos de muchos amantes de la comida rápida, podrían reducir significativamente la vida de sus consumidores.

Para el estudio se analizaron (durante ocho años) los hábitos de alimenticios de 4 mil 440 participantes, de entre 45 y 70 años de edad, en términos del consumo de papas fritas. Durante el tiempo que duró la investigación, 236 de los voluntarios fallecieron.

Según los científicos, las personas que comían papas fritas más de dos veces a la semana corrían un riesgo mayor de morir prematuramente, mientras que las personas que comían con mayor frecuencia reducían a la mitad su esperanza de vida.

Los investigadores también tomaron en cuenta otros factores como la educación, la raza, los ingresos, el consumo del alcohol y el ejercicio. Los resultados fueron publicados en la revista 'American Journal of Clinical Nutrition'.

Las conclusiones del estudio, sin embargo, no fueron bien recibidas por todos, especialmente por el Consejo Nacional de la Papa, con sede en Washington. John Kelling, director ejecutivo de la organización, emitió un comunicado (citado por el portal Infobae) en el que dice que la investigación "tiene importantes errores metodológicos que han llevado a la interpretación errónea de datos".

Kelling, además, defendió el valor nutricional de las papas.

Por su parte, Marion Nestle, profesora de Nutrición y Salud Pública de la Universidad de Nueva York, recordó que hay otros factores que pueden llevar a la tumba a los consumidores de papas fritas, no solamente el propio alimento.

"Primero, se trata de una asociación. Las papas fritas están asociadas con una mortalidad un poco mayor, pero eso no significa que causen la muerte. Las personas que comen un montón de papas fritas podrían tener otras prácticas de estilo de vida poco saludables, como tener peores dietas, no hacer ejercicio o fumar o beber", dijo la experta citada por el mencionado portal.

"En segundo lugar, la asociación no está estrictamente relacionada con la dosis. Para aquellos con un bajo consumo, la asociación no es estadísticamente significativa. Las asociaciones más importantes se encuentran en los niveles más altos de consumo de papas fritas, tres veces a la semana o más", agregó.

"La moraleja está en la moderación: si te gustan las papas fritas, cómelas, pero no todos los días", sentenció Nestle.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo