Antigua Guatemala revoca licencias para carruajes jalados por caballos

Por Nancy Alvarez

La comuna de Antigua Guatemala, Sacatepéquez, revocó a partir de este lunes las autorizaciones para el transporte de carruajes jalados por caballos en las calles y avenidas de ese municipio, por lo cual de forma inmediata deberán dejar de circular en la ciudad colonial.

El acuerdo que establece tal medida fue publicado hoy en el Diario de Centro América (oficial). En este se señala que el acta número 58-2017 fue certificada por el Concejo Municipal en sesión ordinaria con el objetivo de regular este tipo de transporte y proteger a los animales.

Antecedentes

El pasado 25 de mayo se dio a conocer el caso de un caballo que se desplomó frente al parque central de Antigua Guatemala. Según se denunció en redes sociales, el equino jalaba un carruaje y se desvaneció por el cansancio.

Dos días después, integrantes de organizaciones defensoras de animales llevaron a cabo un plantón en ese municipio para pedir que se regulara el uso de animales en actividades comerciales.

La Fundación Equinos Sanos para el Pueblo también se pronunció sobre el caso, y solicitó a la municipalidad de Antigua Guatemala aprobar un reglamento para la circulación de carruajes de tracción animal para fines turísticos.

La anulación de licencias

De acuerdo con el acta publicada hoy, la decisión de revocar las autorizaciones para usar a los equinos para jalar carruajes, se tomó considerando aspectos establecidos en la Ley de Protección y Bienestar Animal, la cual entró en vigencia el 12 de abril de este año, y establece que “la protección y bienestar de los animales es de carácter público y social".

La mencionada ley define la crueldad hacia los animales como: “todo hecho realizado por cualquier persona a un animal, con la intención de dañar física y/o mentalmente ocasionando dolor, sufrimiento e incluso poner en peligro la vida del animal o que afecte gravemente su salud”, señala el texto.

Además, refiere que estos seres deben vivir libres de hambre, sed, desnutrición, temor, angustia, molestias físicas y dolor o lesiones.

Por lo tanto, la municipalidad de la ciudad colonial consideró que actuar para "rescatar” a cualquier animal que estuviera siendo víctima de conductas de maltrato; y por ende, resolvió revocar las autorizaciones de este tipo.

Cumplimiento

De acuerdo con el acta, las diferentes policías municipales y el Juez de Asuntos Municipales se encargarán de observar el debido cumplimiento de la Ley de Protección y Bienestar Animal y la prohibición de que circulen ese tipo de carruajes.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo