Pescadores hallan una criatura marina de dos cabezas

Pescadores holandeses descubrieron una misteriosa criatura de dos cabezas envuelta en una de sus redes; sin embargo, lo que hicieron con ella causó "horror" a los científicos.

Por Carlos Alfredo Ordoñez

Experimentados pescadores realizaron un increíble descubrimiento en las aguas de la localidad portuaria de Hook, ubicada a pocas millas de la costa de Holanda.

"La cosa", como fue bautizada por los pescadores, tenía 60 centímetros de largo, pocas horas de nacida y, lo más sorprendente, dos cabezas.

Marsopa de dos cabezas hallada en Holanda Foto: Erwin Kompanje

Erwin Kompanje, un reconocido experto en mamíferos del Museo Natural de Historia de Rotterdam, recibió las noticias de la extraña criatura y determinó que se trataba de dos marsopas que habían nacido unidas por el cuerpo; un hallazgo en un millón.

A lo largo de 20 años de carrera, Kompanje reconoció que ha conocido pocos hechos similares; solo nueve se conocen hasta el momento, indica el sitio Infobae.

De acuerdo con el experto, los casos de este tipo en estas especies son prácticamente imposibles, ya que las hembras no tienen espacio suficiente en el vientre para que ambas crías se desarrollen. Y de los que se han descubierto, en su mayoría fueron fetos sin desarrollar.

Marsopa de dos cabezas hallada en Holanda Foto: Erwin Kompanje

Uno de los casos data de 1979, en Japón; otro fue hallado en 2001, en el mar Mediterráneo; sin embargo, ninguno permitió a los científicos conocer a detalle su evolución.

"Creo que nacieron vivos", dijo Kompanje en entrevista con el diario The Washington Post. El experto señaló que la causa más probable de su muerte es que cada uno de los cerebros dio información diferente al cuerpo, provocando que muriera ahogado. O bien, un fallo en el corazón.

Kompanje tenía la intensión de internarse en el mar para visitar el barco pesquero y recoger el inusual espécimen. Sin embargo, se llevó una devastadora noticia que derrumbó sus planes: los pescadores volvieron a arrojar a la criatura al agua.

"Pensaron que era ilegal recogerlo. Tomaron cuatro fotografías y lo devolvieron de vuelta al mar; de vuelta al olvido".

El investigador escribió un informe basado en las fotografías que recibió de la criatura y concluyó que haber perdido el espécimen es un "verdadero horror" para cualquier cetólogo.

Marsopa de dos cabezas hallada en Holanda Foto: Erwin Kompanje
Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo