Advierten que estos antiguos volcanes de Guatemala pueden reactivarse

Al menos cinco antiguos volcanes de Guatemala pueden iniciar su actividad eruptiva más rápido de lo que se pensaba.

Por Saray Velásquez

Los volcanes de Fuego, Pacaya y Santiaguito son los que se mantienen en constante actividad de los 324 focos eruptivos que existen en Guatemala; sin embargo, existe la posibilidad de que otros colosos despierten. ¿Sabes cuáles son?

Eddy Sánchez, director del Insivumeh, reveló a Publinews que al menos cinco estratovolcanes iniciarían actividad eruptiva más rápido de lo que se pensaba. Estos son los colosos Atitlán, San Pedro, Cerro quemadoTacaná, y  Tecuamburro.

Sanchéz explicó que para que un volcán “despierte”, es un proceso largo precedido de actividad sísmica, ruidos y retumbos, a causa del ascenso del magma.

“En una cámara bajo el edificio volcánico, se acumulan gases y lava que ascienden por un conducto hacia el cráter y si este está obstruido lo abre con explosiones”, explicó el experto.

Recordó lo que sucedió con el volcán Santa María, que en abril de 1902 voló la mitad de su flanco suroeste y en el fondo de su cráter surgió el domo del volcán Santiaguito.

Al cuestionar al experto, del por qué existen indicios de actividad en otros colosos respondió:

“Las evidencias son los materiales recientes como arena y rocas que se han datado con carbono 14. Ejemplo de ello es el Acatenango, que en el siglo pasado mostró indicios y ahora está activo. El Tacaná mostró evidencia muy reciente, en 1986”, dijo.

Aseguró que “algunos colosos tienen fumarolas y fuentes de agua caliente, evidencias de que el magma está cerca de la superficie o hay zonas de debilidad en la corteza terrestre”.

¿En cuánto tiempo podrían despertar?

“Puede tardar siglos, pero ahí están las probabilidades. Algunos son jóvenes y otros viejos, pero no se descarta que puedan reactivarse en cualquier momento, pues su naturaleza es impredecible", afirmó.

El volcán de fuego ha estado activo desde que llegaron los españoles a Guatemala, el de Pacaya desde 1963 y el Santa María /Santiaguito desde 1902 y 1922.

Centroamérica está conectada por una cadena de volcanes

El denominado Arco Volcánico Centroamericano, que forma parte del cinturón de fuego del Pacífico, cuenta con una extensión de cerca de 1.500 kilómetros desde Guatemala hasta Panamá.

“En este momento tenemos la fase volcánica más activa en Nicaragua, Costa Rica y Guatemala, cada nación con tres volcanes con actividad constante”, explicó Marta Navarro, vulcanóloga del Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales (Ineter).

Según los expertos, Centroamérica con una extensión territorial de 533 mil kilómetros cuadrados, se convierte en una zona de multiamenzas a causa de la cadena volcánica, sensibilidad, huracanes y una alta sismicidad productos de fallas geológicas, además de la interacción de las placas tectónicas de los Cocos y Caribe.

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo