Bachelet defiende sus reformas en su última cuenta pública en Chile

La presidenta de Chile, Michelle Bachelet, realizó este jueves una férrea defensa de las reformas sociales de su gobierno.

Por AFP

Anunciando la ampliación de la gratuidad educativa y una ley de matrimonio igualitario, en la última Cuenta Pública a la Nación, la presidenta Michelle Bachelet defendió las reformas sociales de su gobierno.

En una solemne sesión ante el Congreso Pleno, después de denunciar la "resistencia de algunos sectores a los cambios", la mandataria socialista se declaró satisfecha con los logros de su segundo gobierno, de un tránsito más complejo de lo esperado por una abrupta caída de la popularidad de la mandataria tras un caso de supuesta corrupción que involucró a su hijo.

"Podemos sentirnos satisfechos de lo que hemos hecho, yo lo estoy", afirmó la mandataria, que alcanzó niveles mínimos de aprobación desde el retorno a la democracia tras el escándalo que alcanzó a su hijo, Sebastián Dávalos, y a su nuera, Natalia Compagnon, pero que logró remontar en los últimos meses hasta alcanzar al 31 %, su nivel más alto en dos años, de acuerdo a una encuesta revelada este jueves.

Bachelet hizo una férrea defensa de las reformas sociales emprendidas por su gobierno, especialmente la reforma educativa para cambiar el sistema legado de la dictadura de Augusto Pinochet.

Protestas en Chile Foto: AFP

Sin que todavía el proyecto de ley que establece la gratuidad universal sea aprobado en el Congreso, la mandataria socialista anunció que el próximo año se seguirá ampliando el número de estudiantes pobres que acceden en Chile a una educación gratuidad por primera vez en más de tres décadas.

"Quienes dudaban del alcance de la gratuidad, quiero decirles que esto avanza a paso firme", dijo Bachelet, quien mediante fondos del Presupuesto anual de la Nación estableció en 2016 la gratuidad para aquellos estudiantes de los quintiles más pobres. Hoy, ese beneficio alcanza a unos 257 mil estudiantes, cerca del 50 % del sector más vulnerable, lo que se busca ampliar al 60 % en 2018.

Pero a nivel global, sobre un universo de más de un millón de estudiantes universitarios, la cifra es considerada aún insuficiente por las agrupaciones de estudiantes, que marchaban este jueves por las principales ciudades de Chile para exigir a Bachelet su promesa de establecer la gratuidad universal en educación.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo