Presidentes de los tres organismos del Estado y la CC divididos por reforma a la Constitución

Durante la celebración del XXXII aniversario de la promulgación de la Carta Magna, se evidenció el apoyo y oposición a los cambios constitucionales.

Por Joel Maldonado

Los presidentes de los tres organismos del Estado y el titular de la Corte de Constitucionalidad se refirieron a las reformas a la Constitución en materia de justicia que se discuten en el Congreso.

El titular del máximo tribunal, Francisco De Mata Vela, resaltó que desde la firma de los acuerdos de Paz está pendiente reformar la Constitución para salvaguardar la independencia e imparcialidad de sus poderes.

El sistema que el constituyente diseñó en la conformación de los órganos jurisdiccionales ha evidenciado la necesidad de introducir modificaciones para adecuarlo a la exigencia del estado constitucional del Derecho”, comentó De Mata.

Pide responsabilidad

Mientras que el presidente Jimmy Morales pidió a los diputados impulsar una reforma integral, donde se privilegie el diálogo.

Los tiempos del autoritarismo quedaron atrás, construyamos la Guatemala que queremos”, concluyó Morales.

Nery Medina, titular del Organismo Judicial, solo mencionó que la justicia debe ser pronta y cumplida, ya que la promulgación de la Constitución fue un momento transcendental, pues contiene la voluntad de un pueblo.

Sin fecha para retomar discusión

• Aunque el presidente del Congreso, Óscar Chinchilla, mostró su apoyo a las modificaciones constitucionales, todavía no logra consensos para convocar a los legisladores para continuar con el debate de los cambios a la Constitución.

“No hay honestidad por los diputados”, análisis de Roberto Alejos, expresidente del Congreso

Los discursos de los presidentes de los organismos del Estado y del máximo tribunal muestran la división y confrontación que hay en las personas que inciden en el país, pues el presidente del Organismo Judicial mencionó que no hay necesidad de modificarla y el presidente Morales fue más conservador al pronunciarse sobre el tema. Además, el Congreso está entrampado para continuar un verdadero debate sobre las reformas y no hay una convocatoria para dialogar sobre las modificaciones que se deben aprobar. No hay honestidad de los legisladores, porque a pesar de que más de 50 congresistas firmaron el proyecto de ley, muchos no asisten a las sesiones o votan en contra y tampoco presentan una contrapropuesta para actualizar la Constitución que es necesaria.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo