Según expertos, la inteligencia estratégica en el Estado permite tomar decisiones preventivas

Según experta, Guatemala es uno de los pocos países de Latinoamérica que tiene un Sistema Nacional de Inteligencia.

Por Nancy Alvarez

La inteligencia estratégica en el Estado, su funcionamiento y cómo puede aportar a tomar decisiones preventivas, fue el tema abordado este lunes en el programa A Primera Hora, de Emisoras Unidas.

Como invitados en cabina participaron Julio Balconi, exministro de la Defensa Nacional y exintegrante del Consejo Asesor de Seguridad; y Grisel Capó, exdirectora de Inteligencia de la Secretaría de Inteligencia Estratégica del Estado (SIE) y experta en temas de seguridad, defensa e inteligencia.

¿Qué es la inteligencia estratégica?

El extitular de la cartera de la Defensa dijo que la inteligencia de Estado “es la parte de la inteligencia más amplia en un país, porque podemos hablar de inteligencia militar, policial y ahora del Sistema Penitenciario”.

Y la definió como “el esfuerzo que debe hacerse para anticiparse a los acontecimientos”. “Inteligencia es el análisis de toda la información que hay”, resaltó.

Lee también: Consejo Nacional de Seguridad sin indicios de golpe de Estado

Balconi señaló también que esta incluye equipos especializados que deben procesar la información y dejar los datos verificados. Lo cual permite que quien tiene acceso a ellos pueda tomar las decisiones que correspondan.

En tanto, Capó explicó que “no puede haber intromisión si no hay autorización de juez”. Y expuso que la inteligencia se debe hacer dentro del marco democrático y de respeto de derechos humanos.

Y el exministro agregó que el producto de análisis de la información no se puede hacer público, sino que solamente sirve para el que va a tomar la decisión lo haga en base a hechos concretos que se ha comprobado que están ocurriendo.

¿Cómo es la inteligencia estratégica en Guatemala?

Capó explicó que Guatemala es uno de los pocos países de Latinoamérica que tiene un Sistema Nacional de Inteligencia y un Sistema Nacional de Seguridad, aunque mencionó que aún falta mucho por hacer en esos temas.

Lee también: Se realizan dos cambios en el Ministerio de Gobernación

Recordó que la regulación de esta práctica en el país se hace bajo el decreto 18-2008 del Congreso de la República, Ley Marco del Sistema Nacional de Seguridad.

Para Balconi, en Guatemala se está haciendo el esfuerzo de hacer el trabajo, pero la inteligencia es dirigida por personas que no están completamente preparadas para ese trabajo, lo cual dificulta que se den los resultados esperados.

Ambos invitados coincidieron en la necesidad de que se suprima la práctica de que con cada administración se cambie el recurso humano de las instituciones dedicadas a la inteligencia estratégica en el país.

Según Capó, entre el 50 y 60 por ciento del recurso humano es modificado cada vez.

La experta mencionó que la Dirección General de Inteligencia Civil (Digici) es la que debe recolectar toda la información del Ministerio de Gobernación y hacer el análisis correspondiente.

Por aparte, dio a conocer que el Sistema Nacional de Inteligencia tiene dos documentos en los cuales se basa su trabajo:

  1. La Agenda nacional de riesgos y amenazas, que es la lista actualizada de temas de riesgo y amenazas al Estado.
  2. El Plan nacional de inteligencia, que es la evaluación y clasificación de amenazas.

Ambos invitados coincidieron en que en el referido plan se puede incorporar a las pandillas como amenaza.

Balconi dijo que esas organizaciones deben considerarse como parte del crimen organizado, porque sistemáticamente operan en diferentes áreas del territorio nacional. “Eso permitiría que haya un proceso de investigación constante contra esos grupos”, indicó.

El personal que se encarga de la inteligencia en Guatemala va a capacitarse a otros países, incluidos Taiwán, México, Estados Unidos y otras naciones amigas, explicó Capó.

Otro aspecto es que en la actualidad no se cuenta con una Escuela Nacional de Inteligencia, sino que para formarse el personal debe ir a la Escuela Militar de Inteligencia, dijo Capó.

Sin embargo, Balconi recordó que la ley marco creó el Instituto Nacional de Estudios Estratégicos en Seguridad, y es este el que tiene la función de crear carreras de inteligencia.

¿Qué hacer para mejorar esta práctica en el país?

De acuerdo con Balconi, el país aún está aprendiendo en cuanto a la inteligencia estratégica. Falta todavía que se le dé espacio a especialistas en diferentes áreas que tengan preparación con años de antelación.

El exministro destacó que “el proceso de inteligencia no se detiene, pero si los expertos están cambiando de personas para hacer el trabajo siempre estamos con inexpertos”.

También expuso que en la integración del Consejo Nacional de Seguridad está incluido el Procurador General de la Nación; sin embargo, a su criterio esta persona “no tiene nada que ver con el Sistema Nacional de Seguridad”.

El exministro señaló que para dirigir estas labores en el país, se necesita una persona que sepa en qué consiste la inteligencia estratégica y para qué sirve.

A criterio de Capó, como se mencionó, hace falta crear la Escuela Nacional de Inteligencia y una doctrina y principios propios, además de crear servidores públicos en este tema, ya que estas personas están para servir a la ciudadanía.

Además, se pronunció sobre la urgencia de crear la carrera de inteligencia, para evitar la rotación de personal y tener el primer control.

Asimismo, en 2018 cuando se cumplan los 10 años de haberse creado la ley marco se debería hacer un foro para analizar el antes y el después de esta, y así detectar aspectos positivos y negativos y poder trabajar en ello, dijo la experta en temas de seguridad.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo