Procesión de “el Zarquito” llena de alegría a Amatitlán en su feria

Los pobladores de Amatitlán, y romeristas fieles a la imagen del Niño de Amatitlán, llenaron las calles y la playa del lago para presenciar la procesión acuática que llega a los 70 años de realizarse.

Por Joel Suncar

Cohetillos, aplausos, juegos pirotécnicos y gritos de júbilo acompañaron la procesión acuática del Niño Dios de Amatitlán, realizada el 3 de mayo, día de máxima celebración de la feria de la Santa Cruz.

La procesión terrestre salió de la parroquia San Juan Bautista y se dirigió a la playa principal del lago de Amatitlán, donde cientos de fieles la esperaban, en una tradición donde año con año se suman cientos de personas.

A lo largo del cortejo procesional fueron elaboradas coloridas alfombras en las que los amatitlanecos mostraron su creatividad. El Niño Dios también en la feria, momento que algunos aprovecharon para comprar dulces típicos y mojarras.

El párroco, Gustavo Montenegro, y Nicolás Henry Marie Denis Thevenin, nuncio apostólico en Guatemala, subieron a “el Zarquito” en la balsa que fue adornada con una réplica de la fachada del templo local.

Aclamado

Con globos de colores y mucha devoción, los pobladores que residen a orillas del lago salieron para aclamar el paso de la procesión. A las 14:50 horas la imagen fue colocada en la formación de rocas conocida como la silla del Niño.

A eso de las 18 horas comenzó el traslado de retorno hacia la playa, donde cientos de personas esperaban a “el Zarquito”, así como la quema de pirotecnia y la procesión terrestre que lo llevó a eso de las 21 horas a la iglesia, ubicada frente al parque de la localidad.

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo