Construyen casas y forjan un futuro mejor

Este 3 de mayo se festeja el Día del albañil, el cual está vinculado con la celebración del Día de la Santa Cruz. A manera de homenaje, te damos a conocer tres historias de obreros que cada día se esfuerzan y luchan por forjar un futuro mejor para sus seres queridos.

Por Joel Suncar

Las manos ásperas, la ropa embarrada de cal, los zapatos salpicados de mezcla y una gorra para protegerse del sol. Así podría describirse a un albañil. Sin embargo, cientos de guatemaltecos que se dedican a dicho oficio son los constructores reales del país pues, con sus manos, edifican la nación.

Manos quichelenses que edifican viviendas

captura-de-pantalla-20170503-a-las-9.33.41-a.m..png

 

Empleados de la Municipalidad de Mixco se empeñan en pedir licencias de construcción por cada trabajo que hacemos, aunque sea pequeño. Eso perjudica porque, cuando es así, las personas ya no nos contratan para trabajar.

Sebastián Soc nació en San Andrés Sajcabajá, en Quiché. Su familia migró a la capital en 1982. Hace 17 años empezó a trabajar como ayudante de albañil en la colonia El Roconal, en la zona 1 de Mixco. “Fue difícil conseguir empleo porque no conocía a nadie.

No encontré un trabajo mejor así que no me quedó de otra”, recordó. Soc mencionó que en 2010 empezó a trabajar como albañil independiente, pero ha enfrentado diversas dificultades.

“Empleados de la Municipalidad de Mixco se empeñan en pedir licencias de construcción por cada trabajo que hacemos, aunque sea pequeño. Eso perjudica porque las personas ya no nos contratan para trabajar”, denunció.

Madruga para trazar un camino diferente

captura-de-pantalla-20170503-a-las-11.07.20-a.m..png

Emanuel Marroquín siguió una tradición familiar que lo llevó a convertirse en albañil. Al igual que sus hermanos, se dedica a construir casas desde hace 15 años. Considera que su oficio es un arte y asegura que no es un trabajo pesado.

“Tengo seis hijas. Quiero darles estudio para que tengan una profesión. Una de mis satisfacciones es que ya construí mi casa”, mencionó.

Marroquín es oriundo de Concepción Sacojito, en Chinautla. Todos los días se levanta a las cuatro de la mañana para ir a laborar.

“Gracias a Dios tenemos trabajo. En Semana Santa no tuvimos descanso. A veces aprovechamos los domingos para hacer otros trabajitos y ganar dinero extra”, indicó.

Sueño hecho realidad con esfuerzo y dedicación

captura-de-pantalla-20170503-a-las-9.32.12-a.m..png

 

 

Desde que era niño, Israel Lic soñaba con construir su propia casa. Hace 25 años decidió dedicarse a la albañilería, oficio que desempeña desde entonces. Su empeño y perseverancia le han ayudado a escalar en poco tiempo. Ha trabajado en diferentes zonas de la capital y en el interior del país.

“Sabemos hacer de todo. Podemos empezar a construir una casa desde los cimientos”, expresó. Relató que antes se iba en bicicleta a su trabajo, pero el esfuerzo tuvo sus frutos ya que pudo sacar adelante a su familia. “Eso de llevar sol todo el día no es fácil. Bendito sea Dios, la albañilería me ha permitido dar un futuro mejor a mis hijos”, manifestó.

¿Sabías que? Se cree que el Día de la Santa Cruz marca el comienzo de la época de lluvia, la cual provoca daño a las construcciones. Debido a ello, los albañiles colocan cruces en las obras sin terminar.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo