¿Qué pasa con la fruta usada en las alfombras?

Los niños son quienes logran evadir el control y agarrar las frutas antes de que pasen las procesiones.

Por Juan Carlos Ramírez

Mangos, carambola y zapotes se encuentran entre las frutas colocadas como ofrenda en las alfombras multicolor al paso de las procesiones en La Antigua Guatemala.

El Viernes Santo no fue la excepción en la Ciudad Colonial para observar gran cantidad de frutas en las alfombras. Las primeras fueron para Jesús Nazareno de La Merced.

¿Qué ocurre con las frutas después del paso del anda?

Los músicos de la banda y algunos integrantes de la hermandad empujan las frutas a quienes están a la orilla, aunque en otras ocasiones los niños son los que van por ellas. Es un pequeño desorden el que se forma. Todos quieren alguno de los mangos, que son los de mayor atractivos visual. Hay personas que logran llevarse tres o más.

Las familias De León Hernández y Reyes Núñez llevaron mangos para una alfombra. Aseguran que no les molesta que las personas los recojan, pero que sea después del paso de las imágenes de su devoción, reclaman. No todos hacen caso. Los niños logran evadir el control para llevarse un mango antes de que pase Jesús o la Virgen María, pero no se salvarán de un regaño.

En el caso de la alfombra donde colocaron su ofrenda , cerca del parque San Sebastián, lo hicieron dos veces, ya que hubo mangos para el paso del Nazareno y después pusieron otros para la Dolorosa.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo