Jueza vincula al hijo y al hermano de Jimmy Morales por fraude al Estado

Por Metro
[gallery link="file" ids="744380,744381,744382,744383,744384,744385,744386,744387,744388,744389"]

José Manuel y Samuel Everardo Morales, hijo y hermano del presidente Jimmy Morales quedaron ligados a proceso por haber participado en un fraude que le costó al Estado Q269 mil por medio de corrupción en el Registro General de la Propiedad.

La titular del Juzgado Sexto Penal, Silvia de León, resolvió ligar a hijo del mandatario y a Sammy Morales por el delito de fraude.

Mario Orellana López, padre de la exnovia de José Manuel, quien cobró los cheques del Registro General, también quedó ligado por fraude.

La jueza no rechazó ligar a proceso a Samuel Morales y a Mario Orellana por el delito de lavado de dinero u otros activos, por considerar que el Ministerio Público (MP) no sustentó esa parte de la acusación.
 

Jueza señala vicios

La jueza le explicó a los Morales que el proceso no solo representa un desgaste para ellos sino también para su familia, que gobierna el país. Asimismo, De León espera que el proceso no sea utilizado con fines políticos.

“No hay que hacer cosas malas pretendiendo que parezcan buenas” argumentó la juez al momento de decir que con las facturas no se trata de “hacer un favor”, sobre todo en este caso donde los servicios no se iban a prestar.

En las facturas, José Manuel consignó números telefónicos de la casa del presidente Jimmy Morales y de la empresa de su padre. En una cotización utilizó el nombre de una empresa pero colocó sus datos personales.
 

La madre de su exnovia, Abdy Estrada, relató en su testimonio que él fue quien se ofreció a proporcionar los documentos diciendo “yo se las consigo”, afirmó la jueza quien lamentó que Estrada tampoco le advirtió a José Manuel que era incorrecto hacer eso.

“Toda actividad que realizamos debe hacerse de la forma correcta” continuó la jueza refiriéndose a Sammy Morales al decirle que por lo menos tuvo que decirle a su sobrino que era incorrecto lo que estaba haciendo.

“Su intervención José Manuel no quedó solo en conseguir las facturas sino que también se involucra haciendo las ofertas dando la apariencia de legalidad a las compras directas”, le argumentó al hijo del presidente Morales. A su criterio él habría cometido el ilícito por “ querer quedar bien”.
 

El padre de Abdy

“Usted don Mario, es el que recibe el dinero que le trasladan las sociedades anónimas Fulanos & Menganos y Plus Espectáculos y Promociones”, por eso el MP le reprocha lavado de dinero, expuso la jueza.

“Eso lo único que evidencia es que tienen rapidez pero no se detienen a ver lo que piden y cómo lo están sustentando”, dijo en referencia a la acusación de la Fiscalía. A su criterio, lo dicho por el MP no permite encuadrar esa conducta en lavado de dinero.

“Los malos actos que hacemos en nuestra vida tienen consecuencia” le dijo a los señalados.
 

Los Morales no declararon

Ni José Manuel ni su tío Sammy quisieron declarar ante la jueza De León. Tampoco lo hizo Orellana López.

Después de que la Fiscalía presentara la acusación, la defensa del hijo del presidente aseguró que jamás tuvo la intención de defraudar al Estado.

A criterio del abogado, como José Manuel no es funcionario, el caso puede enfocarse en temas administrativos. Situación similar expuso la defensa de Sammy Morales.

El representante de la Procuraduría General de la Nación (PGN) expuso que hay suficientes indicios para proceder con la solicitud del MP de ligarlos a proceso penal, mientras que el abogado de la Contraloría General de la Nación aseguró que fueron presentadas las denuncias respectivas y se sumó a la petición de la Fiscalía.
 

La acusación

La Fiscalía explicó a la jueza De León que entre el 5 de noviembre y el 9 de diciembre del año 2013, el Registro General de la Propiedad contrató tres eventos, dos fueron para alimentos y montaje y otro para la compra de canastas navideñas con un gasto total de Q269 mil 933.

Los dos primeros no se realizaron, sin embargo, fueron pagados. Ambos suman Q179 mil 975.

El tercero fue pagado a una empresa que no prestó dicho servicio, lo cual indica que se erogaron Q179,975 sin sustento, pues no se prestaron los servicios de alimentos.
 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo