Elsa Hosk: La nueva modelo (a seguir)

Elsa Hosk: La nueva modelo (a seguir)
Por: Publinews

“Mi papá es tan bobo. Él envió fotos de mí a agencias de modelos en Suecia”, cuenta Elsa Hosk con una risa avergonzada en el área de backstage de pelo y maquillaje de Victoria Secret. “Es un poco frustrante porque mi papá se da mucho crédito por mi éxito. Y yo le digo, ‘¡Ay, Papá! “, Pero estoy totalmente feliz por eso”.

El señor Hosk sin duda es un padre orgulloso. Más tarde ese día me encontré con él en el after party en donde el estaba haciendo gestos tan entusiasmados a la TV repitiendo el desfile de modas que distraídamente botó un vaso completo de champán encima de mí, mientras con emoción decía: “Ella es mi hija”.

Me uno al resto de la barra en su mayoría masculina de boca abierta entre el desfile de moda y la ‘Ángel’ de vida real, quien, ahora profundamente pidiendo disculpas por el momento ‘¡Papá!”, está de pie junto a su padre en el bar en el Earls Court Exhibition Centre de Londres.

La sueca, de 26 años de edad, con su perfectamente despeinado brilloso cabello rubio dorado, ojos increíblemente azules y rasgos de ninfa, tiene el efecto de convertir a tipos que te imaginas normalmente confiados en fans que se desmayan por alguien como Justin Bieber.

“Mi amigo de allá le gustaría tomarse una foto contigo… ¿te importaría?”, pregunta con timidez el más valiente del grupo banquero, mirando hacia el hombre sonriente de treinta y algo, que no puede mantener el adecuado contacto visual con su amor platónico.

Yo no he sido testigo de deseos angustioso de esta envergadura desde esas torpes discotecas escolares donde los niños y niñas se alineaban a lados opuestos de los perímetros de la pista de baile. Por suerte, Hosk –la cara de PINK, la línea deportiva juvenil de Victoria Secret– está claramente acostumbrada a tratar con temblorosos cachorros adultos y de inmediato posa como la chica de cartel perfecta con una sonrisa para hacer feliz a la bastante patética pandilla masculina.

Hosk, quien ha modelado para VS desde 2011, pone su autoconocimiento y aptitud de modelo al momento de su vida cuando ella estaba persiguiendo una carrera profesional en la liga de baloncesto femenino de Suecia. “Tienes que ser consciente y conocer tu cuerpo cuando estás posando y tener memoria muscular y cosas por el estilo”. Aun etraña el deporte y agrega con pesar: “Cada vez que paso por una cancha de baloncesto mis manos se ponen como ahhh (moviendo su dedos con entusiasmo)”.

Ahora, afincada en Nueva York, la nativa de Estocolmo dedica su tiempo cuando no está modelado para trabajar con FAIR Girls, una organización mundial sin fines de lucro que tiene por objeto ayudar a las víctimas de explotación femenina, como el abuso sexual y la trata de personas. Es un grupo que descubrió después de ver la fuerte película “The Whistleblower”, que se centra en el tráfico sexual en Bosnia. “Después de ver esto yo estaba como: ‘Oh, Dios mío esto es lo que quiero hacer’. Fue tan desgarrador que me puse a llorar “, dice con seriedad.

Probablemente estás pensando “un aplauso para el ‘Ángel’ que ayuda a los desafortunados”, pero por lo que vale hay sinceridad en su voz en aportar con “su granito de arena” para “una caridad que no está en los medios de comunicación y de la que nadie está realmente hablando”. Su voz empieza a tambalearse mientras recuerda su reunión con “una niña de 12 años de edad que ha sido una esclava sexual por la mayor parte de su vida”.

Admirable, incluso si piensas en la imagen de un cascarrabias Bob Geldof jurando a la cámara o un engreído Bono cada vez que oyes de otra celebridad poniendo su cara para una organización benéfica. Hosk, por su parte, no parece como el tipo que necesita satisfacer su ego con la autoindulgencia, especialmente al elegir una organización benéfica tan poco conocida.

En este punto, hay una multitud de periodistas de belleza formándose alrededor de nosotros todos mirándome con esa cara acusatoria de “¿qué le hiciste?”. Y estoy muy consciente de que estoy charlando con una de las modelos de ropa interior más hermosas en el mundo y ni siquiera he preguntado por la ropa interior. “Los hombres a menudo se equivocan cuando tratan de comprar ropa interior para las mujeres. ¿Cuáles son tus consejos?”. Empiezo con la mirada ardiente de mis detractores, que todavía no están impresionados por mi línea de interrogatorio.

Es divertido cuando los hombres compran ropa interior para mujeres. Ellos compran lo que quieren ver puesto en su novia y eso me gusta “, dice ella, volviendo a su radiante sonrisa. “Voy a ponérmelo incluso si no me gusta, porque si a mi novio le gusta o el tipo con que estoy saliendo le gusta, entonces creo que es interesante. Sólo asegúrate de comprar el tamaño correcto y anda a Victoria’s Secret”. “¡Gracias!”, le digo y sonrío tontamente como un adolescente enamorado… patético.

Loading...
Revisa el siguiente artículo