Convierte el cuerpo de tu pareja en una zona de exploración

Te presentamos algunas zonas que ayudarán a tu pareja a entrar en calor.

Por: Publinews

Foto: Getty Foto: Getty

Intensifica el placer de tu pareja explorando estas zonas . Al igual que las mujeres, los hombres tienen zonas erógenas que proporcionan placer, preparan el escenario para un excelente encuentro, mejora el jugueteo así como la comunicación de pareja.

Te presentamos algunas zonas que ayudarán a tu pareja a entrar en calor.

-Oreja

La sensibilidad que hay en las orejas recae principalmente en dos puntos, detrás de la oreja y en el lóbulo. Sutilmente introduce la punta de la lengua en la oreja y estimula con movimientos lentos . En cuanto al lóbulo da pequeñas succiones. Has que perciba tu respiración agitada que dará pauta a que él conozca tu grado de excitación; eso sin duda incrementará su deseo sexual.

-Boca

Los labios, considerados la zona con más terminaciones nerviosas son considerados un punto muy sensible a estímulos. Lo importante de hacer un buen trabajo con los besos es dar la intensidad para avivar el deseo sexual. Se recomiendan mordidas pequeñas y juguetonas, nada que lastime a tu pareja pues lo único que obtendrás es que disminuya su nivel de excitación. También puedes utilizar tu lengua para acariciar suavemente sus labios.

-El cuello

Del mismo modo, en el cuello se encuentran terminaciones nerviosas, con las yemas de los dedos masajea delicadamente su cuello, así mismo se pueden dar besos o succiones, lo más recomendable que es que si succionas sea de una forma suave e intensa, sin llegar a hacerle los famosos “chupetones”, que en ocasiones causan dolor y dejan marca.

-Espalda

En la espalda, principalmente en el centro de ésta, roza o hacer una explotación con la lengua por toda la espina dorsal.

-Pecho

A pesar de que el pecho de los hombres es diferente al de las mujeres también presenta zonas sensibles, como las axilas y la parte interna de los brazos que si se trabajan sabiamente se logrará que tu pareja se ponga al 100. No hay que olvidar los pezones, lámelos, acarícialos o succiónalos.

Te recomendamos lamer la zona y soplar levemente, notarás cómo se le erizan los bellitos, ya que alternando frío y calor puede resultar muy excitante.

-Muslos

La parte interna de los muslos es muy importante, ya que es la zona que se acerca más a los genitales, puedes lamer o acariciar con los dedos desde la rodilla hasta la el pene. Verás que la reacción será inmediata.

-Testículos

El saco que cubre a los testículos es muy sensible, recuerda ser muy delicada a la hora de masajear, lamer o morder, ya que esta zona es demasiado susceptible al dolor.

-El perineo

Esta zona se ubica entre los testículos y el recto. Se considera una zona de alto placer genital, acaricia con los dedos o la lengua mientras lo masturbas, será una bomba de placer.

-Nalgas

No es un caso general, pero a muchos hombres les encanta que mientras tienen relaciones, su pareja agarre fuertemente las nalgas, dando más intensidad al acto.

Hay que tener presente que se pueden explorar varias zonas al mismo tiempo combinando manos y labios, para ello hay que ser creativas. Recuerda que las diferentes zonas pueden manipularse aún durante el acto sexual. Desinhibirse para deleitarse mejor con su pareja, explórense, hablen y disfruten.

Publinews México

Loading...
Revisa el siguiente artículo