¡No lo hagas! Estos son los detalles que arruinan el sexo

Recuerdo una vez que Pamela me contó que mientras la pasión la consumía con quien en ese momento era su amante, él le dice al oído: “Qué rica eres Catalina…”.

Por: Publinews

Por Karen Uribarri

Foto: Shutter Foto: Shutter

A más de alguien le ha ocurrido un momento embarazoso en pleno acto sexual. Porque al ser natural y muchas veces espontáneo, resulta ser caldo de cultivo para situaciones que quisiéramos borrar de nuestro historial entre sábanas.

Recuerdo una vez que Pamela me contó que mientras la pasión la consumía con quien en ese momento era su amante, él le dijo al oído: “Qué rica eres Catalina…”. A ella en el instante se le acabó el jadeo, se le cortó la respiración y se le bajaron las piernas. En el acto se convirtió su cara en la más seria del mundo y lo roja que estaba por lo erótico del momento, se transformó en roja de furia. Cuento corto, la pelea duró mucho y ella nunca pudo volver a confiar. Y aunque no comprobó que Catalina fuera una tercera en la relación, las dudas no dejaron de atormentarla.

Daniela, por su parte, me cuenta la vez que la calentura los tomó después del trabajo, en verano y después de un largo día. Ella no alcanzó a ducharse y él ya la estaba desvistiendo. En ese momento es cuando sintió un aroma incómodo… o malo, derechamente. ¿Qué hacer? Pues ponle stop a los besuqueos y corre a lavarte bien.

Y si puedes, descarta una infección vaginal visitando al día siguiente a tu médico. Y ojo, que los alimentos también cambian el ph vaginal y los olores varían. Así que trata de evitar las comidas picantes y el cigarro.

¿Y qué pasa con los gases? Bueno, eso ocurre porque los músculos de la zona se relajan, sobre todo durante el orgasmo. Incluso hay movimientos de penetración que provocan más gases al rozar el pene contra el ano, por medio de la pared vaginal. Lo mismo pasa cuando sale aire de la misma vagina. Con la penetración insistente, muchas veces queda aire dentro y es normal que suene cuando salga. En estos casos no queda más que reírte de tu desgracia y tomártelo con humor. A cualquiera le puede pasar… Aunque quisieras que te tragara la tierra…

¿Mojaste la cama? Tranquila. A algunas mujeres les pasa que son capaces de eyacular con el orgasmo y al ver el líquido creen que se han orinado. No te avergüences y muy por el contrario, disfrútalo. No todas pueden lograrlo.

Pero nunca olvides llevar ropa interior ‘decente’, mira que una nunca sabe cuándo puedes necesitar lucir como una porno star. Y si por mala suerte, justo llevas el de abuelita o el desteñido o ese que tiene el elástico medio vencido… pues entonces lúcete con un striptease y sácate la falda junto con el calzón. Así NUNCA verá el lado descuidado de su chica.

Loading...
Revisa el siguiente artículo