A las mamás también les gusta el futbol

Detrás de todo aficionado está una madre que está dispuesta a modificar sus prioridades para compartir la pasión que la une a sus hijos, el futbol. No importa si es liga española, liga de campeones, liga europea o incluso el Mundial.

A las mamás también les gusta el futbol
Por: Publinews

Para una mamá es importante compartir el tiempo con sus hijos, y qué mejor manera que disfrutar del futbol, incluso si le van a equipos contrarios.

Para Lisa Maldonado, lo más importante es pasar tiempo de calidad con sus pequeños futbolistas a quienes apoya desde la banca gritando sus nombres; le encanta ver los partidos con ellos, aunque uno le va al Real Madrid y el otro al Barcelona.

Aun y cuando no ha iniciado el Mundial de Brasil, “los tres estamos partidos”, ya que uno apoya a España, el otro a Brasil y ella a Uruguay. Para Lisa eso es lo de menos ya que ganen o pierdan sus equipos, compartirán juntos.

“Me gusta apoyarlos y ser parte de ellos en ese momento, me he vuelto fanática por compartir con ellos; es emocionante, incluso las finales las vemos en algún restaurante”, afirmó.

Otra de las madres futboleras es Deyna Elías de Ordoñez, quien desde pequeña su papá le inculcó el interés por el futbol. Tiene dos hijas y desde pequeñas  les puso una camisola del Barcelona, equipo al que le va toda la familia.

“Ellas veían mi afición y se contagiaban. Compartir con ellas la pasión por el ‘fut’ es una alegría porque me recuerda a mi niñez y los gratos momentos que viví. Me vuelvo niña al ver que nuestro equipo gana”, aseveró.

Según Deyna, son una familia fanática, “cuando juega el Barcelona ponemos una bandera en la parte de afuera de la casa, saco las bocinas para que todos se den cuenta que allí vemos el partido y, si meten un gol, gritamos y las abrazo”.

Cada madre aprendió a disfrutar del futbol para estar con sus hijos y vivir esa alegría.

Por ejemplo, la hija menor de  Nancy de Godínez  encontró  y desarrolló el amor por ese deporte, caso contrario a ella  ya que nunca lo vivió en su casa, incluso creció con la idea de que era solo para hombres.

“Es algo nuevo que me encanta porque nunca lo viví. Es compartir el mismo sentir; no importa dónde lo veamos, esas dos horas estamos involucrados todos. Me siento feliz de estar más unidas a ellas por algo que jamás imaginé”, señaló.

También están las madres que apoyan desde las gradas a sus hijos futboleros, y que los acompañan cada partido, brindándoles su apoyo.

Así es Anabella de León, ya que su hijo jugó desde los cinco años hasta los 15 y desde ese tiempo ella lo acompañó en cada entreno y campeonato.

“Disfrutamos partidos ganados y partidos perdidos, es una experiencia muy bonita compartir eso ya que me gusta meterme en el futbol y sentirme en la cancha”, afirmó.

Por otro lado, a Valeska de Bolaños le encanta la intensidad de la celebración e ir al estadio con sus hijos para gritar por su equipo favorito.

“Me encanta el relajo con mis hijos, pintarles el pelo, escoger la camisola que se van a poner, es una emoción”.

Todas las mamás coincidieron en algo: no importa si sus hijos están grandes o pequeños, el futbol los unirá siempre.

Luisa María Godínez

 

Loading...
Revisa el siguiente artículo