Rituales mágicos para el amor, la prosperidad, el trabajo

Sencillos y para toda la familia son los ritos para tener suerte en todos los aspectos durante el año que comienza.

Por: Publinews

Para celebrar un Año Nuevo maravilloso, se deben encender seis velas de colores diferentes: una lila para que todos los cambios que se produzcan sean buenos y en verdad nos ayuden a lograr cada una de las metas; una verde para que todo esfuerzo fructifique en estabilidad y salud; una celeste para que tengan paciencia y equilibrio en todo momento difícil; una rosada para que cualquier situación amorosa y emocional pueda ser solucionada; una naranja para que no falten las oportunidades laborales y de crecimiento, y una amarilla para que la prosperidad y la felicidad sean atraídas todo el año a nuestro hogar.

Debe haber también seis pocillos, para simbolizar el equilibrio y la prosperidad: uno con tabaco para que el trabajo abunde y el dinero sea generoso; uno con semillas de café para atraer la buena suerte y las oportunidades; uno con estrellas de anís para viajar y estar protegidos todo el tiempo de las malas intenciones; uno con seis dientes de ajo para que nada malo nos pase y así alejar la envidia; uno con azafrán para que se den todas las condiciones que necesitemos para ser felices, y uno con pasas para que el amor perdure en nuestras vidas por siempre.

Para que tengamos suerte y oportunidades todo el año, debe haber:

* Un plato con tres naranjas y tres limones, que deben ser compartidos durante la cena, y que representarán dinero y trabajo.

* Un pocillo con tres cereales: garbanzos, lentejas y porotos, cocinados, y que se compartan entre todos para que no falten las oportunidades laborales.

* Un pocillo con 6 elementos que alejen la envidia: canela, ají, dientes de ajo, sal gruesa, romero y ruda, que deben ser tirados en el jardín o patio, o bien depositados entre las plantas, después de medianoche.

* Un salmo abierto en el lugar donde se juntarán a comer, específicamente el Salmo 23, para provisión y protección.

Para que triunfemos en el amor –o lo encontremos– se debe tomar una rosa roja y una blanca, las cuales deben ser dejadas en la mitad de la cama a la medianoche exacta, para atraer la llegada del amor definitivo. Luego, durante la primera semana del año, se debe tomar un baño con los pétalos de estas flores.

Para la prosperidad se debe poner en un pocillo siete hojas de laurel, un trozo de canela y una cucharada de romero, para asegurar el triunfo y el vencimiento de nuestros enemigos. El pocillo debe ser dejado en el velador o en nuestro dormitorio a la medianoche exacta. Luego puede ser guardado como amuleto para todo el año.

Para la salud se debe poner en una tela de color verde tres hierbas: matico para sanar, menta para la recuperación y anís para la energía. Luego se debe atar el pañuelo, pedir tres deseos y dejarlo dentro de la cama, debajo de la almohada, desde el día 31 en la noche hasta el día 1 en la mañana.

Para cambiar de trabajo se deben tirar por la puerta de entrada, justo a las doce de la noche, los zapatos o zapatillas más viejas que se posean, deseando que sea un año de cambios positivos. Por Paula González

Loading...
Revisa el siguiente artículo