Difunden mensajes escritos por alpinista mientras moría

Por Publinews
Difunden mensajes escritos por alpinista mientras moría


Una alpinista de 66 años de edad, quien se perdió en los Apalaches, en Maine, Estados Unidos, mantuvo un diario durante al menos 26 días en el que escribió mensajes para su familia. Sus restos fueron encontrados dos años después de su desaparición. 

Se trata de Geraldine Largay, quien desapareció en julio de 2013. Sus restos fueron encontrados por militares en la zona que utilizan para realizar labores de entrenamiento. 

“Cuando encuentren mi cuerpo, por favor, avísenle a mi esposo George y a mi hija Kerry”, inicia una de las notas escritas el 6 de agosto de 2013, en la primera página de su diario. “Lo mejor para ellos será saber que he muerto y que ustedes me encontraron, no importa en cuántos años, a partir de ahora, pasen. Por favor, envíen los contenidos de esta bolsa a mi familia”, se lee en las notas dadas conocer por el periódico “Boston Globe“. 

En la bolsa había dos objetos importantes: su diario y su teléfono celular, en el que quedó registro de los intentos desesperados por contactar con su familia; algo que fue imposible pues se quedó sin cobertura telefónica. 

“Estoy en problemas. Me salí del camino para ir al baño y ahora estoy perdida. ¿Puedes llamar a la AMC para ver si alguien puede ayudarme? Estoy en algún lugar hacia el norte. Besos”, escribió el 22 de julio a las 11:01 AM. Hubo más intentos de enviar mensajes, pero todos fueron en vano. 

La mujer murió en un lugar ubicado a 10 minutos a pie de un camino de tierra, que se convierte en una carretera, por falta de alimentos y exposición al ambiente. Entre sus pertenencias también se encontró un rosario y alimentos como paquetes de atún. 

Al respecto, la familia pidió respeto a su privacidad. George Largay, su esposo, explicó recientemente que la última vez que la vio con vida fue el domingo 21 de julio. Ella iba a hacer una caminata de tres días, pero no pudo completarla. 

El diario tiene en la portada un mensaje, que las autoridades piensan podrían ser sus últimas palabras escritas: “George, por favor lee. Besos”. 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo