Beatificación de monseñor Romero no pone fin a polémica

Romero se unirá al grupo de jerarcas beatificados por la Iglesia católica cuando el sábado se celebre la ceremonia en El Salvador

Beatificación de monseñor Romero no pone fin a polémica
Por Publinews

Para unos era un defensor de las causas de los pobres y de los derechos humanos durante la época más oscura y difícil de El Salvador. Otros creen que era un partidario de la revolución armada, un guerrillero marxista vestido de sotana.

Un predicamento que no era desconocido para el monseñor católico, arzobispo Óscar Arnulfo Romero quien dos meses antes de caer asesinado según su diario: “Para unos soy el causante de todos los males, como un monstruo de maldad; para otros, gracias a Dios para el pueblo sencillo, soy sobre todo el pastor”.

Treinta y cinco años después del tiro certero de un francotirador que cegó su vida, Romero se unirá al grupo de jerarcas beatificados por la Iglesia católica cuando el sábado se celebre la ceremonia en El Salvador y tras superar las trabas de enemigos agazapados en El Vaticano, que se oponían a la beatificación, que implica su declaratoria como mártir de la fe. Es decir, que murió a causa de su fe.

AP/ Moises Castillo

Foto:

Con la beatificación, se reconoce oficialmente el legado de Romero al que la iglesia ahora reconoce como una figura que podría sanar heridas del país centroamericano, que datan de las épocas de la Guerra Fría cuando algunos sacerdotes izquierdistas eran atacados por la extrema derecha en América Central y que la Santa Sede había censurado.

Con la beatificación monseñor “se convierte en un símbolo para un salvador de una nueva época, que puede unir a la población salvadoreña”, dijo Enrique López Oliva, profesor de historia de las religiones de la Universidad de La Habana. “Parte de la iglesia se había resistido a la canonización de Romero, pero esto fortalece a la iglesia salvadoreña y latinoamericana”.

AP/ Moises Castillo

Foto:

Es una Iglesia que “está tratando de recuperar todo un espacio que ha perdido en el mundo, hay que recordar que el grueso de la población católica está en América Latina en este momento”, agregó.

A la ceremonia se espera que asistan al menos 250 mil  personas en un acto religioso que se celebrara en la Plaza El Salvador del Mundo, lo que constituye el primer paso hacia la canonización de monseñor.

AP/ Moises Castillo

Foto:

Conocido como “la voz de los sin voz”, fue nombrado arzobispo de San Salvador en 1977 con la bendición del gobierno salvadoreño, que dio visto bueno a su nombramiento porque lo veían como amigo de la élite y de las Fuerzas Armadas, según su biógrafo, monseñor Jesús Delgado.

Pero un mes más tarde, un escuadrón de la muerte de ultra derecha asesinó al reverendo Rutilio Grande, compañero y amigo del arzobispo, un hecho que lo golpeó con dureza.

Romero había optado por ayudar a los pobres y sus denuncias en las misas dominicales de violaciones a los derechos humanos por parte de los militares lo marcaron como una figura polémica para la extrema derecha. La izquierda, por su parte, no lo aceptaba porque tenía una posición ambigua sobre la teología de la liberación y por creer que aún había vestigios de su relación con el poder económico y militar.

Loading...
Revisa el siguiente artículo