Joven muere del susto en una casa embrujada

Una adolescente de 16 años, de Ohio, con una condición cardiaca falleció tras haberse colapsado.

Por: Publinews

Foto: Agencias Foto: Agencias

Christian Faith Benge, de 16 años, asistió a las atracciones de Halloween en Land of Illusion Haunted Scream Park, en el poblado de Madison, con un grupo de unos 100 de sus amigos y familiares. Había entrado a una de las casas embrujadas cuando su corazón se detuvo, según dijeron miembros de la familia.

“Llegó a la mitad del recorrido y simplemente se colapsó”, dijo Betty Benge, la abuela de la adolescente, a los medios. “Le faltaba poco para salir de la casa embrujada”.

Benge fue declarada muerta en un hospital de la localidad. De acuerdo a sus familiares, la menor nació con una hernia congénita diafragmática, la cual previene que los pulmones se desarrollen de manera normal. Los medios reportaron que a ella sólo le funcionaba bien un pulmón, lo cual ocasionó que su corazón hiciera demasiado esfuerzo. Los doctores dijeron que parte de su corazón había crecido cuatro veces su tamaño normal.

“Ellos dijeron que era como una bomba de tiempo”, dijo Betty Benge.

Los examinadores médicos llevarán a cabo una autopsia para determinar cuál fue la causa exacta de su muerte.

“¿Acaso esto pasó porque había sentido mucho miedo, o podría haberle pasado mientras caminaba por la calle? Quizá nunca lo sepamos, no hay una manera, desde el punto de vista médico, para determinar tal cosa con exactitud”, según dijo Doyle Burke, investigador en jefe del condado de Warren, a los medios.

Pero el forense del condado de Warren, Russell Uptegrove, dijo que era muy probable que la adolescente pudo haber muerto de un susto.

“Quizás nunca lo sepamos de verdad, pero debido a que su muerte tuvo que ver con problemas del corazón, el miedo que se siente en ese tipo de lugares pudo haberla llevado al límite, por así decirlo”, dijo Uptegrove.

“El parque hace promoción de “sustos de verdad, lunáticos y un loco con una motosierra” en su sitio de internet. El propietario, Brett Oakley, dijo a los medios que Benge no sufrió ningún tipo de accidente o lesión en la casa embrujada.

“Fue una situación muy desafortunada, dijo Oakley.

La familia de Benge dijo que recordarían a su hija como una joven con mucha fe, quien cantaba en el coro de la iglesia Eaton Road Full Gospel.

“Yo le practiqué respiración cardiopulmonar hasta que llegaron los paramédicos, y luego sólo la encomendé a Dios. Él tiene un gran plan. Simplemente su tiempo había llegado”, según dijo la madre de Christian, Jean Benge. “Es por su fe en Cristo, que yo sé que ella está ahora con él”.

Agencias

Loading...
Revisa el siguiente artículo