Guerra en Siria ha causado más de 190.000 muertos, según la ONU

La ONU empleó datos procedentes del gobierno sirio (hasta finales de marzo de 2012), del Observatorio Sirio de Derechos Humanos...

Por: Publinews

AFP AFPsyria
DAMASCO. El balance de muertos en la guerra en Siria superó los 190.000 muertos según la ONU, que denunció la “parálisis internacional” para poner fin a esta guerra en la que los yihadistas han pasado a ocupar el primer plano.

El Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos registró 191.369 casos documentados de personas que murieron en Siria entre marzo de 2011 y finales de abril de 2014, lo que supone “más del doble” de los 93.000 casos registrados hace un año.

“Es una cifra horripilante, pero nadie le presta atención”, lamentó un portavoz de la ONU, Rupert Colville, al presentar este viernes el nuevo informe sobre Siria.

Colville dijo que cada mes se registran “entre 5.000 y 6.000” muertos, esto es, unos 180 al día, en una guerra cada vez más compleja y multiforme para la que no se vislumbra un final.

En este conflicto, que comenzó con protestas pacíficas contra el régimen de Bashar al Asad que fueron duramente reprimidas y acabaron llevando a als armas; irrumpieron los yihadistas del grupo islamista radical del Estado Islámico (EI), que amenazan los bastiones de la rebelión moderada, e intentan arrebatarle al régimen su último resquicio en la provincia septentrional del Raqa.

Para su recuento, la ONU empleó datos procedentes del gobierno sirio (hasta finales de marzo de 2012), del Observatorio Sirio de Derechos Humanos -OSDH- (hasta finales de abril de 2013), del Centro Sirio para las Estadísticas y la Investigación, de la Red Siria de Derechos Humanos y del Centro de Documentación y Violaciones.

– “Parálisis internacional”

La mayor cifra de muertes documentadas por la ONU que, como en informes anteriores, no pudo establecer una distinción entre combatientes y no combatientes, se registró en la periferia rural de Damasco (39.393), seguida de Alepo (31.932).

Por el momento se ha documentado la muerte de 8.803 menores de edad, de los que 2.165 eran niños de menos de 10 años, pero la cifra real probablemente sea más elevada, dado que en un 83,3% de los de los casos la edad de las víctimas no está indicada.

Este informe de la ONU se publicó un día después del primer aniversario de un ataque químico que dejó cientos de muertos cerca de Damasco, y del que régimen y oposición se acusan mutuamente.

La Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Navi Pillay, denunció en un comunicado que el sufrimiento del pueblo sirio “no genere más atención”.

Pillay lamentó también que el Consejo de Seguridad de la ONU, paralizado por las divisiones entre Estados Unidos, que apoya a la oposición, y Rusia, que se posiciona junto al régimen, no haya conseguido llevar este caso ante la Corte Penal Internacional (CPI), ante las “serias alegaciones” de crímenes de guerra y de lesa humanidad.

“Los asesinos, los destructores y los torturadores en Siria e Irak fueron animados y alentados por la parálisis internacional”, dijo Pillay.

El EI, que anunció a finales de junio el establecimiento de un califato, siembra el terror en los territorios que controla en Irak y en Siria con crucifixiones, lapidaciones, flagelaciones y decapitaciones como la del periodista estadounidense James Foley el martes.

Al menos 70 yihadistas de este grupo murieron desde el miércoles en los combates con el ejército sirio en los alrededores del aeropuerto militar de Taqba, último bastión del régimen de Bashar al Asad en la provincia de Raqa, dijo este viernes el OSDH.

Ante la ofensiva del EI, el régimen lanzó ataques aéreos inéditos contra las posiciones yihadistas, algo inédito hasta ahora.

El EI también se enfrenta a los rebeldes moderados, que lo acusan de haber robado su “revolución” contra el régimen de Al Asad y que se han vvisto debilitados tanto por el ascenso de los yihadistas como por las rivalidades entre sus principales aliados árabes, Arabia Saudita y Catar. AFP

Loading...
Revisa el siguiente artículo