Giovanni Fratti

El derecho de libertad de expresión

Por: Publinews

Abogado y notario, periodista independiente y catedrático universitario. Abogado y notario, periodista independiente y catedrático universitario.

En días recientes se ha hablado mucho del derecho de libertad de expresión en Guatemala. No solo la venida de un presidente del grupo del alba liderado por Venezuela, un país que sistemáticamente viola derechos humanos de opositores políticos, y que combate sistemáticamente a la prensa contraria al gobierno, creo ha vuelto el tema aún más actual.

De la misma forma en una sala penal dentro de un jurado de imprenta un abogado del GAM ha pedido censurar al periodista y columnista de opinión Ricardo Méndez Ruiz, que dentro del proceso exigía que se respetara su derecho a la libre expresión del pensamiento, cuando al mismo tiempo se recusaba a varios jurados por presuntamente condenar al acusado aun antes de haber audiencia, en lo que obviamente parece una violación a la presunción de inocencia, al debido proceso y al principio de defensa del acusado que tiene derecho a jueces o jurados imparciales

La libertad de expresión en Guatemala no es un derecho absoluto, tiene límites y estos deben principalmente ejercerse por el derecho de respuesta de los ofendidos por una publicación y por la férrea voluntad de periodistas y medios a publicar las respuestas o aclaraciones que se presenten en igual espacio que las publicaciones originales.

No se debe criminalizar ni a los periodistas ni a la opinión, debemos ejercer los derechos dentro de los límites de la racionalidad y dentro del campo del juego limpio donde se ejerza el derecho de respuesta y el de aclaración que contempla nuestra ley constitucional de emisión del pensamiento.

Nadie gana en una república donde el fin es limitar el poder del estado con una prensa criminalizada, nadie ganar en una democracia donde no se tolera la crítica y nadie gana cuando no se permite la respuesta y aclaración del ofendido Las reglas del juego o el libre combate de las ideas deben prevalecer en este sentido, y en ese orden de ideas va mi respeto a la jueza del tribunal que detuvo in limine la petición ilegal e inconstitucional del abogado de callar a un periodista durante el transcurso de las audiencias, debemos luchar todos por mantener la libre expresión de las ideas dentro de un marco de sensatez y sin criminalizar o tratar de llevar a prisión al que opina contra nosotros o difiere de nuestro pensamiento ideológico político

Muy mal hacen también aquellos que celebran a un presidente que multa con multas multimillonarias a periódicos y periodistas que lo critican, que persigue judicialmente a periodistas que le son contrarios y que establece leyes de censura a la prensa. Que viva la libertad! y que viva el derecho de libre expresión del pensamiento!, pues como dice el lema de la Cámara Guatemalteca de Periodismo: “sin libertad de expresión, sencillamente no hay libertad”.

Loading...
Revisa el siguiente artículo