Estadounidense contagiado de ébola llega a hospital en EE. UU.

Además de Kent Brantly, será trasladada a principios de la próxima semana a Atlanta la misionera Nancy Writebol, otra voluntaria que permanece en condición seria pero estable tras ser contagiada con la enfermedad en Liberia

Por: Publinews

Foto: EFE Foto: EFE

El estadounidense Kent Brantly, enfermo de ébola contagiado en África Occidental, llegó hoy al Hospital Universitario de Emory, en la ciudad de Atlanta, en el sur de Estados Unidos, donde quedará internado en una sala de aislamiento.

Brantly, un médico voluntario estadounidense que trabajaba en Liberia, aterrizó en un vuelo especial en la Base Aérea Dobbins, en las afueras de Atlanta, y desde allí fue trasladado al hospital en una ambulancia con medidas de seguridad especiales.

El médico, el primer paciente de ébola tratado en un hospital de Estados Unidos, fue trasladado en una ambulancia escoltada por policías hasta el centro médico, uno de los cuatro en el país que cuenta con una unidad aislada para tratar enfermedades altamente contagiosas.

Además de Brantly, será trasladada a principios de la próxima semana a Atlanta la misionera Nancy Writebol, otra voluntaria que permanece en condición seria pero estable tras ser contagiada con la enfermedad también en Liberia.

Ambos pacientes recibieron tratamiento experimental previo a su evacuación fuera del país africano, uno de los más afectados por el peor brote de ébola en la historia, junto con Guinea y Sierra Leona.

Representantes del Hospital Universitario de Emory de Atlanta descartaron que exista un riesgo de contagio masivo con la llegada de dos estos pacientes de ébola.

“Contamos con una gran cantidad de medidas de seguridad en nuestro hospital y no creemos que exista un riesgo para las personas que trabajan o vienen a nuestro hospital”, declaró ayer en una conferencia de prensa Bruce Ribner, uno de los médicos que estará en contacto directo con los pacientes.

Portavoces del centro médico señalaron que la religiosa Writebol será internada en la misma unidad de aislamiento en la que se halla Brantly, espacio que ha sido acondicionado con el apoyo de los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC).

Las autoridades estadounidenses han subido al nivel máximo su alerta sobre viajes a Guinea, Liberia y Sierra Leona debido al brote de ébola que se ha cobrado cientos de vidas en los últimos meses.

El Departamento de Estado confirmó el pasado miércoles la muerte de un estadounidense en Nigeria tras contraer el virus en Liberia, al que los medios estadounidenses identificaron como Patrick Sawyer, de 40 años.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), en este último brote de la enfermedad se han registrado 1.323 contagios y 729 muertes.

EFE

Loading...
Revisa el siguiente artículo