Neerlandeses lloran a jóvenes víctimas

Vleuten, un suburbio de Utrecht, llora la perdida de los hermanos Robert-Jan y Frederique van Zijtveld.

Por: Publinews

Foto: Agencias Foto: Agencias

Una mesa con flores y velas está frente a un supermercado donde se encuentran las fotografías de los hermanos Robert-Jan (18) y Frederique (19) van Zijtveld. El pueblo neerlandés de Vleuten, un suburbio de Utrecht, ha sido golpeado por la muerte de dos jóvenes cuyas vidas se perdieron en la tragedia del MH17.

“Supimos rápidamente que algo estaba muy mal”, comenta la gerente del supermercado Mischa Verzuu. “Robert-Jan y Frederique trabajaron aquí, éramos un grupo muy cercano de amigos.

Las vacaciones de verano han empezado recientemente en los Países Bajos y el vuelo MH17 de Ámsterdam hacia Kuala Lumpur estaba lleno de turistas jóvenes deseando unas merecidas vacaciones en el sol. Ochenta víctimas tenían menos de 20 años.

El viaje de Frederique y Robert-Jan habría sido muy especial, uno hecho con sus abuelos a Bali, Indonesia, de donde su familia es originaria, pero en lugar de la isla tropical de sus ancestros su viaje terminó en tierras ucranianas.

Es sábado por la noche, las diez y media, el parqueo al lado del supermercado estaba lleno de gente. Amigos, compañeros de clase y colegas se reunieron para despedirlos en silencio. “No sé qué hacer conmigo”, grita una niña mientras abraza a un amigo. La mayoría de las chicas, con sus ojos rojos de tanto llorar, se abrazan unas a las otra.

La concurrencia es abrumadora: más de mil personas llegaron a presentar sus condolencias mientras el cielo se llena de nubes grises en un día de verano.

Bajas

80 pasajeros del vuel MH17 tenían menos de 20 años.

Rens Oving / Utrecht, los países bajos

Metro World News

 

Loading...
Revisa el siguiente artículo