Ayer fue uno de los días más sangrientos en Irak

También hubo explosiones de coches en los barrios de Amin, Sadr City y Jihad de la capital.

Por Publinews

AFP AFP

BAGDAD. Una serie de ataques en Irak, entre ellos dos explosiones suicidas a bordo de coches bomba en Mosul, causaron 74 muertos el miércoles, en la jornada más sangrienta de los últimos siete meses, según una nueva estimación realizada el jueves.

Según esta estimación elaborada a partir de datos de fuentes médicas y de las fuerzas de seguridad, los ataques más graves ocurrieron en Mosul (norte), cuando dos kamikazes a bordo de vehículos cargados de explosivos los hicieron estallar, dejando un mínimo de 21 muertos.

Además, al menos 16 personas murieron en un solo ataque, también con coche bomba en Bagdad, que además dejó unos cincuenta heridos.

También hubo explosiones de coches en los barrios de Amin, Sadr City y Jihad de la capital.

Esos atentados tienden a ocurrir durante la tarde, cuando las calles se llenan de gente.

Ningún grupo reivindicó esos ataques, pero insurgentes islamistas sunitas, airados ante lo que consideran menosprecio por parte del gobierno del primer ministro Nuri al Maliki, chiita, son habitualmente los autores de esa clase de atentados, junto a los yihadistas del Estado Islámico en Irak y Levante (EIIL).

El país celebró a fines de abril sus primeras elecciones desde la retirada, en 2011, de las tropas de Estados Unidos que habían invadido el país en 2003.

Pese a un fuerte descontento con su gestión, en particular en la población sunita, Maliki ganó estos comicios legislativos y, pese a no haber obtenido una mayoría clara, quiere seguir dirigiendo el gobierno.

Así, los líderes políticos siguen negociando la formación de una coalición estable en el poder. Maliki carece aún de una mayoría suficiente para ser reelegido por el parlamento en su cargo.

AFP

Loading...
Revisa el siguiente artículo