Expresidente nigeriano intenta mediar para liberar a estudiantes

El gobierno no confirmó el martes que estuviera al tanto de esta iniciativa de Obasanjo.

Por: Publinews

AFP AFP
LAGOS. El expresidente nigeriano Olusegun Obasanjo intentó mediar con los intermediarios de Boko Haram para liberar a las 200 adolescentes secuestradas por el grupo islamista a mediados de abril, que el ejército dice haber localizado.

El que fuera jefe de Estado entre 1999 y 2007, que sigue siendo una figura política influyente, se vio este fin de semana con los intermediarios de Boko Haram en su rancho en el Estado de Ogún (sur), indicó el martes a la AFP una fuente cercana a las negociaciones que prefirió no dar su nombre.

El gobierno, que según la misma fuente había abandonado la idea de intentar una mediación secreta, no confirmó el martes que estuviera al tanto de esta iniciativa de Obasanjo.

Las familias de las 223 adolescentes siguen sin noticias casi un mes y medio después del secuestro masivo que se produjo en el instituto Chibok, en el noreste de Nigeria, mientras el mundo entero se ha movilizado para pedir su liberación.

“El objetivo del encuentro era negociar la liberación de las niñas”, declaró la fuente. Han participado el expresidente, personas cercanas a los responsables de Boko Haram e intermediarios.

Un abogado, Mustafá Zanna, cercano a la familia del exjefe de Boko Haram, Mohamed Yusuf, confirmó que la reunión había tenido lugar aunque no habló del contenido de las discusiones.

El presidente nigeriano Goodluck Jonathan había excluido hace poco hacer un intercambio de prisioneros (las estudiantes a cambio de islamistas encarcelados) con Boko Haram, como había pedido el actual jefe del grupo, Abubajar Shekau.

Pero según la fuente de la AFP, desde entonces el gobierno ha intentado negociar en secreto la liberación de las niñas enviando a la negociación a un periodista, Ahmad Salkida, cercano al exjefe del grupo.

“Hubo un contacto pero el gobierno lo ha roto”, según esta fuente, tras el regreso de Goodluck Jonathan de la cumbre de París el 17 de abril, en la que Nigeria y los países vecinos establecieron un plan de lucha contra Boko Haram, apoyado por los occidentales.

El lunes por la noche, el jefe del Estado mayor de las fuerzas armadas nigerianas, el mariscal Alex Badeh, afirmó que sabía dónde se encontraban las 223 adolescentes, aunque no dio detalles. No parecía que las autoridades se plantearan lanzar una operación militar para evitar poner en peligro la vida de las jóvenes.

“Sabemos dónde están pero no lo podemos decir”, declaró el mariscal Badeh. “No podemos ir sin más” y correr el riesgo de “matar a las niñas que queremos liberar”.

Olusegun Obasanjo, a pesar de haber apoyado la elección de Goodluck Jonathan en 2001, ha criticado duramente su gestión del país y su fracaso a la hora de reprimir la insurrección islamista de Boko Haram en el noreste, que ha dejado miles de muertos desde hace cinco años.

Obasanjo había intentado hacer negociaciones extraoficiales con Boko Haram, tras el sangriento atentado contra la sede de Naciones Unidas en Abuja en 2011. Fue a Maiduguri (noreste), bastión histórico del grupo, para reunirse con parientes de Mohamed Yusuf. Estas discusiones habían conseguido reducir la violencia.

AFP

Loading...
Revisa el siguiente artículo