La izquierda salvadoreña seguirá en el poder porque comunismo ya no "asusta"

El nuevo Gobierno que el actual vicepresidente y excomandante guerrillero Salvador Sánchez Cerén iniciará el 1 de junio próximo "presenta una gran oportunidad (para el FMLN), precisamente para impulsar un programa de Gobierno desde la óptica de la izquierda salvadoreña" pura, afirmó el dirigente.

Por Publinews

2014_3_29_SpmfnjqqF5AU129kvbvY02El izquierdista FMLN continuará con su segundo período presidencial consecutivo en El Salvador porque la población ha “madurado” y ya no le “asusta” el comunismo, dijo en una entrevista a Efe el secretario general de ese partido, Medardo González.

Agregó que la victoria del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN) en los comicios del 9 de marzo pasado muestra que “la sociedad salvadoreña ha venido madurando”, pues Sánchez Cerén proviene de las filas de la izquierda que combatió durante el conflicto armado interno (1980-1992).

Por lo tanto, ya “no le asusta a la mayoría de salvadoreños (…) esos términos de ‘comunistas’, ‘comunistas come-niños’ y todo ese tipo de calificativos peyorativos que utilizaban antes los medios de comunicación de la derecha”, durante la guerra y tras el fin de la misma en 1992, enfatizó.

Todo eso va quedando en el pasado” porque las personas saben que los del FMLN “somos personas comprometidas con el país, somos patriotas y que somos gente común y corriente, que somos personas capaces, que buscamos resolver los problemas del país”, aseveró el dirigente del partido oficialista.

Entonces, el comunismo “se va quedando como un mito”, sentenció.

González destacó que el nuevo Gobierno del FMLN “es más significativo” que el que se está por concluir, porque será conducido por alguien de las raíces históricas del FMLN.

Salvador (Sánchez Cerén) es una persona de las filas del Frente, que ha formado generaciones del Frente, es un hombre con una visión claramente de izquierda”, resaltó.

Sin embargo, aclaró que no quiere “desmejorar para nada” el trabajo realizado por el actual presidente, Mauricio Funes, quien es un periodista de izquierda que llegó al poder en 2009 bajo la bandera del partido izquierdista, pero del que no era miembro.

Quiero reconocer el papel desempeñado por el actual Presidente (…), que sin ser de las filas nuestras, históricamente hablando, el presidente, Mauricio Funes, ha impulsado políticas de Gobierno que han comenzado a transformar de manera positiva al país”, como la entrega de paquetes escolares y programas de salud, añadió.

El FMLN intentó en 1994, 1999 y 2004 ganar la Presidencia con líderes que combatieron en la guerra, pero nunca lo consiguió hasta que en 2009 lo logró con Funes, y ahora con Sánchez Cerén por fin lleva a un excomandante guerrillero al poder.

Sánchez Cerén será acompañado por otro exguerrillero como vicepresidente, Oscar Ortiz, alcalde de Santa Tecla (centro), que también combatió durante la guerra civil salvadoreña.

El próximo mandatario ha anunciado que su Gobierno será abierto al diálogo con todos los sectores, incluidos los empresarios y la oposición de derecha, y que no copiará modelos como los de Estados Unidos o Venezuela, pese a la similitud ideológica con este último.

El FMLN le ganó por sólo 6.364 votos (0,22 puntos) al partido opositor Alianza Republicana Nacionalista (ARENA), que rechazó el resultado electoral por considerar que el oficialismo hizo “fraude”, aunque el pasado jueves reconoció finalmente a Sánchez Cerén, pero reiteró que lo considera “ilegítimo”.

González destacó que el nuevo Gobierno “es legal y legítimo porque el pueblo salvadoreño así lo decidió con sus votos” y porque “también el Tribunal Supremo Electoral del país (…) ha dado un fallo, eso es suficiente”.

Reiteró que el FMLN espera trabajar con ARENA a través del “diálogo, la concertación”, para “caminar en lo que fuera posible”.

El dirigente restó importancia a que el resultado electoral reflejó la división entre izquierda y derecha que persiste en El Salvador, pues Sánchez Cerén obtuvo el 50,11 % y el candidato de ARENA, Norman Quijano, el 49,89 %, según el escrutinio final.

No hay por qué ver eso como un problema, eso es lo más normal del mundo”, afirmó el secretario general del FMLN.

“Así pasa en Europa, en Estados Unidos (…); el asunto es que nos respetemos, que no nos agredamos”, y que “las reglas, las normas, las leyes que creemos en la Asamblea (Legislativa) y en otros lados, las cumplamos y no violentemos la normativa”, sentenció.

 

EFE

 

Loading...
Revisa el siguiente artículo