Inmortalizadas en fotografías

El fotógrafo Jimmy Nelson retrató a cinco de 29 tribus para este exquisito proyecto artístico.

Inmortalizadas en fotografías
Por: Publinews

1. Kazakh

Por más de dos siglos, los hombres kazakh, que habitan el occidente de Mongolia, han cazado a caballo con águilas doradas entrenadas.

2. Chukchi

La gente del Ártico vive en la península de Chukotka, al extremo noreste de Rusia.

3. Mursi

La tribu nómada de los Mursi vive en la parte baja del Gran Valle de Rift de África.

4. Huaorani

Hasta 1956, los Huaorani de la selva amazónica de Ecuador no habían tenido ningún contacto con el mundo exterior.

Jimmy Nelson: “quería documentar a los más auténticos del planeta”

El fotógrafo habló con Publimetro desde su hogar en Ámsterdam acerca de las tribus más remotas del mundo, de las que habla en su libro “Before They Pass away”

¿De qué trata tu proyecto?

Tardé casi tres años visitando 29 tribus remotas y únicas a lo largo de 44 países, documentando sus rituales y fotografiando sus atuendos tradicionales, joyería, armas y símbolos. Traté de recordar todas esas cosas que les han dado a los indígenas su identidad. Fui inspirado por el etnólogo estadounidense Edward S. Curtis, quien en el siglo XX fotografió a los nativos americanos que encontró en su cultura. Los hizo vestir con sus ropas típicas y sus plumas antes de que fueran desechados.

¿Por qué decidiste representarlos de una manera tan romántica?

Quería hacer un documento artístico de las últimas personas más hermosas y auténticas del planeta. Me interesaba darles atención e idealizarlas como hacemos con aquellos a quienes les damos una portada en una revista. La fotografía es la decoración o el empaque debajo de una gran historia, la cual es que, entre más remotas son estas culturas, más balanceadas se encuentran, y en mi opinión, en muchas formas más felices porque permanecen completamente en contacto con ellos mismos y con el entorno en el que viven.

¿Qué lección personal aprendiste?

Hay una simple regla: entre más lejos estaban las personas, más apartadas estaban del mundo desarrollado y era más fácil comunicarse con ellas. Entre más cerca estaban las tribus del mundo desarrollado, con más acceso a celulares y a internet, más suspicaces eran y, en cierto modo, habían perdido más su seguridad.

Las personas de Ckukotka, en el extremo nororiental de Rusia, eran probablemente las más amables de todas por el respeto que me demostraron al haber viajado hasta allá. Una extraña paradoja, pues era uno de los lugares más fríos del mundo, pero las personas eran las más cálidas.

Tu libro y proyecto “Before They Pass Away” suena un poco como a una premonición.

Es un mensaje vibrante para que las personas de estas tribus preserven su identidad cultural. Sí, ellas tienen la libertad de modernizarse y de acceder a una forma de vida urbana, pero eso no los hará felices necesariamente. Estoy diciendo: “No hay que tirar todo por la borda, porque el mundo se convertirá en un planeta gris y homogeneizado”.

Anthony Johnston

 

Loading...
Revisa el siguiente artículo