Obama pide a Senado no endurecer sanciones contra Irán

Obama adelantó que sólo una pequeña parte de los 100.000 millones de dólares de activos iraníes sería desbloqueada.

Por Publinews

Foto: AFP Foto: AFP

WASHINGTON. El presidente estadounidense, Barack Obama, declaró este martes que desconoce si las negociaciones internacionales sobre el programa nuclear iraní en Ginebra llevarían a un acuerdo preliminar esta semana, y pidió al Congreso esperar antes de aprobar nuevas sanciones contra la república islámica.

“No sé si lograremos llegar a un acuerdo esta semana o la semana que viene”, afirmó el mandatario la víspera de la reanudación de las negociaciones sobre el asunto nuclear iraní entre las potencias del grupo “5+1” (Estados Unidos, China, Rusia, Reino Unido, Francia y Alemania) y Teherán en Ginebra.

“No hacemos nada para flexibilizar las sanciones más duras. Las sanciones petroleras, bancarias y sobre los servicios financieros fueron las que tuvieron mayor impacto en la economía iraní”, dijo. “Todas estas sanciones y su esquema se mantienen vigentes”, agregó Obama en un claro mensaje destinado a tranquilizar a los israelíes y a los legisladores estadounidenses reticentes a levantar estas medidas.

Obama adelantó que sólo una pequeña parte de los 100.000 millones de dólares de activos iraníes sería desbloqueada.

Más temprano, Obama se reunió durante cerca de dos horas con responsables demócratas y republicanos de las cuatro comisiones involucradas (Asuntos Exteriores, Defensa, Inteligencia, Bancaria) para pedirles que no aprobaran un endurecimiento de las sanciones.

“Nos pidió tiempo”, dijo el republicano Bob Corker al salir de la reunión, indicando que varios de los asistentes seguían “muy insatisfechos”.

De hecho, recordó el legislador, el Senado no podrá aprobar nuevas sanciones contra Teherán hasta pasadas las fiestas del Día de Acción de Gracias, es decir a principios de diciembre. El Senado suspende sus actividades el viernes por las fiestas.

En el Congreso, algunos demócratas y republicanos quieren votar una nueva serie de sanciones económicas contra Teherán, convencidos de que las sanciones anteriores son las que llevaron a los dirigentes iraníes a la mesa de negociaciones y que ahondarlas podría conducirlos a levantar la bandera blanca.

Pero la Casa Blanca teme que sanciones adicionales debiliten la posición del equipo negociador iraní en Ginebra.

El ejecutivo aboga por una suspensión “modesta” y reversible de algunas sanciones contra Irán como prueba de la buena voluntad de Washington en las negociaciones, al tiempo que mantendría la infraestructura actual.

La primera ronda de negociaciones culminó sin acuerdo el 9 de noviembre en la ciudad suiza.

AFP

Loading...
Revisa el siguiente artículo