Apresan a ocho por muerte de ambientalista en C.R.

Algunos de los detenidos "tenían antecedentes penales por asalto y por infracción a ley ambiental", añadió.

Por Publinews

Jairo, Estamos con USTED Jairo, Estamos con USTED

SAN JOSÉ. La policía costarricense detuvo este miércoles a ocho personas acusadas del crimen de un ambientalista que protegía un sitio de desove de tortugas de los recolectores furtivos, se informó oficialmente.

Grupos especiales realizaron al amanecer una serie de allanamientos en Limón, sobre el Caribe y 100 km al noreste de San José, y detuvieron a las siete personas, entre ellas dos nicaragüenses, indicó la vocera de la policía judicial, Marisel Rodríguez. Una octava persona fue detenida horas después.

Jairo Mora, de 26 años, fue asesinado el 31 de mayo cuando recorría la caribeña playa de Moin en compañía de cuatro ambientalistas extranjeras, con el fin de impedir que recolectores furtivos hurtaran huevos de tortugas.

Este miércoles “en el allanamiento se incautaron algunas pertenencias, como bolsos de las extranjeras que iban con Jairo Mora” cuando fue asesinado, dijo Rodríguez, citada en la edición electrónica del diario La Nación.

Algunos de los detenidos “tenían antecedentes penales por asalto y por infracción a ley ambiental”, añadió.

La madrugada del 31 de mayo Mora y las cuatro extranjeras – tres estadounidenses y una española – fueron interceptados en playa Moin por un grupo de encapuchados que encerraron a las mujeres en una construcción abandonada y se llevaron a Mora.

El cadáver del ambientalista, desnudo y maniatado, fue encontrado boca abajo en la arena y con un disparo en la sien.

Mora trabajaba en un proyecto de conservación de la organización local Eco Paradero y la internacional Widecast.

Oriundo de la zona, su pasión lo llevaba a denunciar continuamente el saqueo de huevos y la operación de grupos delictivos en las playas de la zona, sitios de desove de varias especies, entre otras la gigantesca tortuga baula.

El joven había denunciado en un reportaje publicado en abril que los ambientalistas de la zona eran amenazados por organizaciones criminales.

“Eso le costó la vida y todo eso es verdad, eso (Limón) es tierra de nadie, es como el matadero del narco y todos hemos recibido amenazas para que dejemos el sitio, cuando lo que queremos es proteger a las tortugas”, había denunciado después del homicidio el director en Costa Rica de Widecast, Didier Chacón.

AFP

Loading...
Revisa el siguiente artículo