Robo histórico de joyas en el sur de Francia

“Todo ocurrió muy rápido y sin violencia”, afirmó la fiscalía, agregando que el hombre huyó con varios maletines con joyas y relojes con incrustaciones de diamantes valorizados en 136 millones de dólares.

Por: Publinews

photo_1375109528607-1-0_originalCon una simple pistola automática y el rostro camuflado con un pañuelo y una gorra, un hombre asaltó el domingo el lujoso hotel Carlton de Cannes (sureste de Francia) y escapó con un botín récord de 136 millones de dólares en joyas.

A 24 horas del robo, la fiscalía de Grasse (sureste) indicó este lunes que el valor estimado del robo es de 136 millones de dólares, unos 103 millones de euros, un monto estimado superior al del golpe de 2003 contra el Diamond Center de Amberes, en Bélgica, cuando una banda se hizo con joyas por un valor estimado en 100 millones de euros.

Pero la diferencia con el golpe del Diamond Center, en el que los autores vaciaron 120 de las 160 cajas de seguridad de un edificio ultraprotegido sin que las alarmas se activaran, es que en el Carlton, al menos en la fase final, un solo hombre dio el golpe, pistola en puño, logrando huir con relojes incrustados con diamantes, anillos y colgantes a plena luz del día y a pie. Seis personas, de las cuales tres agentes de seguridad, se hallaban en el lugar en el momento de los hechos.

El hombre no ingresó por el acceso principal, sino por la puerta ventana que da a la terraza, que a su vez da a la Croisette”, paseo de la costanera de Cannes en donde están situados la mayoría de los grandes hoteles, indicó la fiscalía.

Esta puerta ventana “tiene normalmente puesto el pestillo de seguridad. Debía ser así cuando se produjeron los hechos, pero (el autor del robo) logró abrirla” sin forzarla, añadió.

Todo ocurrió muy rápido y sin violencia”, afirmó la fiscalía, agregando que el hombre huyó con varios maletines con joyas y relojes con incrustaciones de diamantes.

El robo tuvo lugar en un ala del lujoso establecimiento de la ciudad. Allí se desarrollaba desde el 20 de julio la exposición “Extraordinary Diamonds” (“diamantes extraordinarios”) en una sala alquilada por la joyería Leviev que disponía de sus propios agentes de seguridad. “Tres o cuatro personas en total”, según una fuente con acceso a la investigación.

La joyería Leviev, que según la prensa israelí pertenece al magnate Lev Leviev, afirmaba en su página internet que había tenido acceso a las piedras “más excepcionales del mundo”.

La joyería abrió su primer negocio en Londres en la Old Bond Street, en 2006. Lev Leviev, de 56 años, nació en Tashkent cuando Uzbekistán aún era una república soviética y migró hacia Israel en 1971. Hizo fortuna con los diamantes antes de lanzarse en los negocios inmobiliarios, la televisión y los combustibles.

Según un especialista, el valor de las joyas, que serán negociadas por el o los ladrones, no será el mismo que el valor declarado y para revenderlas deberán desmontar las piezas, ya que son imposibles de colocar en el mercado oficial.

El otro riesgo es que los investigadores den con los autores del crimen. Luego de lo que hasta ahora era el mayor robo de joyas en Francia, cuando una banda dio un golpe contra la joyería Harry Winston en la avenida Montaigne de París por un valor estimado en 85 millones de euros, la aseguradora Lloyd’s de Londres ofreció un millón de dólares a la “primera persona” que permitiera hallar las joyas robadas.

El 80% de las joyas fueron recuperadas en 2009 y 26 personas fueron detenidas.

AFP

Loading...
Revisa el siguiente artículo