Exhuman al poeta chileno Pablo Neruda

La diligencia busca determinar si Neruda murió en 1973 por el agravamiento de un cáncer de próstata...

Por Publinews

Foto: AFP

ISLA NEGRA, Chile. La exhumación del poeta chileno Pablo Neruda comenzó este lunes en el balneario de Isla Negra, en la costa central de Chile, para aclarar si fue asesinado por la dictadura de Augusto Pinochet o murió de cáncer, como sostiene la versión oficial, comprobó la AFP.

Los trabajos se iniciaron con el rompimiento de la cripta donde descansan los restos del premio Nobel de Literatura (1971), frente al mar junto a los de su tercera esposa Matilde Urrutia, bajo la estricta supervisión del juez a cargo del proceso, Mario Carroza, abogados y una decena de peritos forenses.

La diligencia busca determinar si Neruda murió en 1973 por el agravamiento de un cáncer de próstata, como sostiene su certificado de defunción, o si falleció luego de ser inoculado con una misteriosa inyección un día antes de emprender viaje a México, donde pensaba exiliarse y comandar la oposición a Pinochet, como denuncia su exchófer, Manuel Araya.

El domingo, en la casa museo de Isla Negra, a unos 120 km al oeste de Santiago, donde Neruda vivió sus últimos días, se realizaron los trabajos previos a la exhumación, con la colocación de una carpa sobre la tumba para evitar la contaminación del área y la remoción de unos 60 centímetros de tierra que cubría la cripta.

Después del rompimiento de la cripta, la diligencia sigue con el retiro de la urna y la identificación de los restos del poeta. Luego, “con garantía de cadena de custodia” la urna que contiene los restos se trasladará de inmediato hasta la sede del Servicio Médico Legal de Chile (SML) en Santiago, que dirigirá los exámenes.

“Las osamentas se trasladarán a un laboratorio de antropología y se le realizarán exámenes de radiología, toxicológicos, y antropológicos para buscar signos de sustancias tóxicas y de la enfermedad del poeta”, explicó el domingo Patricio Bustos, director del SML.

Las pericias durarían al menos tres meses para determinar si los restos del vate contienen o no algunas sustancia tóxica que avale la denuncia de Manuel Araya, según fuente judiciales.

Un grupo de arqueólogos, antropólogos, médicos, toxicólogos y representantes de la Cruz Roja Internacional participan en los trabajos, agregó Bustos.

Aunque Araya denuncia desde hace casi cuatro décadas el asesinato del poeta y militante del Partido Comunista (PC), recién en junio de 2011 el PC chileno presentó la denuncia judicial que posibilita la exhumación que se concreta este lunes.

De acuerdo con la versión de Araya, la tarde del 23 de septiembre de 1973 -a sólo doce días de instalada la dictadura de Pinochet- Neruda le cuenta a él y a su esposa Matilde Urrutia que lo habían inoculado con una inyección en el pecho, lo que le había hecho sentirse muy mal.

Casi seis horas después, el poeta falleció en la Clínica Santa María de Santiago, donde había sido trasladado “por razones de seguridad” cuatro días antes.

Un avión, gestionado por el embajador mexicano de la época, Gonzalo Martínez, esperaba a Neruda para emprender viaje al día siguiente.

La familia de Neruda y la fundación que maneja su obra defienden la versión oficial de que el vate murió producto del agravamiento del cáncer que sufría.

El certificado de defunción de Neruda, al que tuvo acceso la AFP, atribuye la muerte del laureado poeta a una “caquexia cancerosa”, derivada de un “cáncer de próstata con metástasis cancerosa”.

La justicia chilena también investiga la muerte en 1982 del expresidente chileno Eduardo Frei (1964-1970), quien, al igual que Neruda, falleció en la clínica Santa María durante la dictadura militar tras complicaciones en una operación de rutina. AFP

Loading...
Revisa el siguiente artículo