Ikea extiende a Asia y Caribe la retirada de albóndigas

El producto es actualmente analizado en un laboratorio alemán y los primeros resultados son esperados el jueves.

Por Publinews

Foto: AFP

El gigante sueco del mueble Ikea, que también vende especialidades culinarias, anunció este martes que extendió a países de Asia y el Caribe la retirada de albóndigas de carne que podrían contener caballo, con lo que ya son 24 los países afectados, en su mayoría europeos.

El grupo sueco había anunciado el lunes la retirada de la venta de estas albóndigas de carne en unos 15 países, tras unas pruebas efectuadas en República Checa.

“Se trata de 26 mercados en 24 países, donde se venden albóndigas de carne fabricadas por nuestro proveedor sueco”, dijo a la AFP una portavoz del grupo, Ylva Magnusson.

La suspensión afecta principalmente a los países europeos pero también a Tailandia, Hong Kong y República Dominicana.

En Europa, las albóndigas fueron retiradas en Polonia, Austria, Hungría, Gran Bretaña, Portugal, Finlandia, Alemania, Italia, Dinamarca, Holanda, Bélgica, Rumania, Eslovaquia, República Checa, Suecia, España, Bulgaria, Grecia, Francia, Chipre e Irlanda.

En Francia, Dinamarca y Suecia, la retirada es una “medida de precaución” indicó Magnusson, ya que en estos países Ikea no distribuyó albóndigas del mismo lote del producto que fue analizado en República Checa.

El grupo había precisado en un comunicado que sus “propios controles no revelaron restos de carne de caballo” pero que iba “naturalmente a profundizar en las investigaciones”.

El producto es actualmente analizado en un laboratorio alemán y los primeros resultados son esperados el jueves.

Las albóndigas de carne son uno de los productos estrella de Ikea, producidas por una sociedad sueca, Dafgaard. “Examinamos la situación. (…) Vamos a recibir los resultados de nuestros análisis en los próximos días y daremos más información” afirmó el portavoz de esta sociedad, Ola Larsson, en un correo electrónico a la AFP.

“Normalmente, la carne de las albóndigas procede de Suecia, Alemania o Irlanda, pero en período de alta producción, puede venir de otros países”, había dicho el lunes el grupo.

El escándalo europeo de la carne de caballo vendida como si fuera de vacuno en los platos preparados llegó a Suecia el 8 de febrero.

El gigante de la agroalimentación Findus retiró entonces sus platos individuales de lasañas etiquetadas como conteniendo vacuno, producidas por la sociedad francesa Comigel en Luxemburgo, ya que tenían caballo.

Siguiendo a Findus, las grandes cadenas de supermercados nórdicos también retiraron lasañas, kebab, raviolis, pizzas y otros platos preparados.

En Estados Unidos en cambio el grupo certificó el lunes que las albóndigas vendidas en este país contenían “solamente” cerdo o carne vacuna producidos en Norteamérica.

El ministerio estadounidense de Agricultura indicó el lunes a AFP que Estados Unidos, gran exportador de vacuno, no importaba carne de países afectados por el escándalo.

En Gran Bretaña, los supermercados británicos registraron caídas espectaculares en sus ventas de hamburguesas y platos preparados congelados, debido a el escándalo de la carne de vacuno contaminada con caballo, según un estudio del gabinete Kantar Worldpanel.

“Las ventas de hamburguesas congeladas bajaron 43% y las de los platos preparados congelados en un 13% en las cuatro semanas que terminaron el 17 de febrero, lo que demuestra una claramente un cambio en las hábitos de consumo”, subrayó Edward Garner, de este gabinete.

La norma europea impone a los industriales mencionar el tipo de carne que se incluye en las preparaciones, aunque no el origen, exigido únicamente para la carne fresca y las frutas y verduras.

Bajo la presión de varios Estados miembros, en especial Francia y Alemania, La Comisión se comprometió a acelerar el proceso de etiquetado de origen de la carne utilizada en los platos preparados.

En Sudáfrica, más de la mitad de los platos preparados, salchichas o hamburguesas están mal etiquetados y contienen a veces incluso carne de burro o de cabra, según un reciente estudio de la universidad de Stellenbosch (suroeste).

Generalmente son añadidos cerdo o pollo, pero también soja o gluten. “Ingrediente poco convencionales como burro, cabra o búfalo también fueron hallados en algunos productos”, precisó Louw Hoffman, profesor del departamento de ciencias animales de esta universidad.

En la jornada, el gigante sueco del mueble anunció la retirada de las albóndigas de 14 países europeos tras hallarse trazas de carne de caballo en ellas, ampliando la retirada este martes a países de Asia y Caribe.

Loading...
Revisa el siguiente artículo