América Latina recibe a una Europa en crisis dominada por Merkel

América Latina y el Caribe hablarán con una sola voz ante el viejo continente

Por: Publinews

Foto: AFP

La flamante Comunidad de Estados de América Latina y el Caribe recibe este sábado a la Unión Europea en una cumbre marcada por la crisis del viejo continente y con un gran protagonismo de la canciller alemana, Angela Merkel, que desarrolla una intensa agenda de reuniones con presidentes latinoamericanos.

En esta cumbre, la séptima que reúne a las dos regiones, es la primera vez que América Latina y el Caribe “hablarán con una sola voz”, según el canciller chileno, Alfredo Moreno, gracias al lanzamiento de la CELAC en diciembre 2011, en Caracas.

Merkel, que junto al presidente del gobierno español Mariano Rajoy, son los dos principales líderes europeos presentes, llegó este sábado a Santiago, donde realiza una visita de Estado antes de la apertura de la cumbre por la tarde.

Merkel se reunió con el presidente de Chile Sebastián Piñera por la mañana y al mediodía cierran una cumbre empresarial junto a los presidentes de México, Enrique Peña Nieto; de Colombia, Juan Manuel Santos; y de Perú, Ollanta Humala, miembros de la Alianza del Pacífico, grupo que concita la atención de las potencias económicas occidentales.

Los cuatro países de esta Alianza, que aplican políticas de libre mercado, han multiplicado los tratados de libre comercio entre sí y con varias potencias económicas mundiales, prestando especial atención en la zona Asia Pacífico, y son los que registran un mayor crecimiento de sus economías en la región.

Por la tarde, Merkel se reunirá con Dilma Rousseff, la popular presidenta de Brasil, que gracias al sexto lugar que ocupa su economía en el planeta, proyecta su liderazgo fuera de la región.

El domingo se entrevistará con los presidentes de México Enrique Peña Nieto, y de Argentina Cristina Kirchner.

Con una Europa en crisis, Rousseff ha mostrado interés en acelerar las negociaciones para la firma de un tratado de libre comercio entre la Unión Europea y el Mercosur (Brasil, Argentina, Paraguay -suspendido-, Uruguay y Venezuela).

Rousseff consideró que este tratado debe contemplar “un reequilibrio de las relaciones comerciales” de lado y lado, al tiempo que pidió “un avance de nuestras ofertas” para que la negociación pueda prosperar, tras una reunión con dirigentes de la UE en Brasilia esta semana.

Las tratativas entre los dos bloques se reanudaron en 2010 después de haber estado paralizadas durante seis años.

Tras una entrevista esta mañana con Piñera en La Moneda, Rousseff afirmó en conferencia de prensa la importancia estratégica de la relación con Chile para asegurarse mutuamente una salida respectivamente a los océanos Pacífico y Atlántico a través de corredores ferroviario y vial.

Con respecto a la crisis europea, el primer ministro francés, Jean-Marc Ayrault, dijo este sábado que “en momentos en que otras regiones emergentes consolidan rápidamente su presencia en América Latina, la turbulencia, las incertidumbres de la zona Euro auscitaron estos últimos meses, incluso estos últimos años, dudas e interrogantes y no sólo en América Latina”.

Aludiendo así a la irrupción de China, transformada en principal socia comercial de Brasil y otros países de la región, Ayrault enfatizó que “Europa está de vuelta, Europa se recupera”.

El tema oficial de la cumbre son las inversiones, no sólo las inversiones de Europa en América Latina, que han sido de gran ayuda para las empresas españolas durante la crisis, sino también de América Latina en Europa.

Rajoy afirmó en la reunión empresarial el viernes que “existe un enorme potencial para intensificar el flujo de inversiones de la región a Europa. (…) España puede desempeñar un papel muy relevante, como puerta natural de entrada para las empresas latinoamericanas al mercado europeo”.

La UE es el principal inversionista en la región con unos 500.000 millones de dólares en la última década.

La cumbre UE-CELAC será seguida por la primera cumbre del organismo latinoamericano y caribeño, durante la cual la presidencia pro tempore del grupo será entregada el lunes por un año al presidente cubano Raúl Castro, lo que constituye el principal éxito diplomático recibido hasta ahora por su gobierno, a pesar del embargo económico de 50 años de duración al que le somete Estados Unidos.

Pero la llegada el viernes de Castro desató las protestas de un sector de la derecha que integra el gobierno de Piñera, que acusa al regimen comunista de Cuba de proteger a militantes del Frente Patriótico Manuel Rodríguez, entre los que figurarían los que en 1991 asesinaron al senador Jaime Guzmán, ideólogo del regimen de Pinochet.

El presidente de Paraguay, Federico Franco, excluido de varios foros regionales tras la destitución en un juicio político sumario del presidente Fernando Lugo en 2012, no asiste a la cumbre. Según Franco, él no fue invitado; según el canciller chileno, el presidente paraguayo no quiso asistir.

El presidente venezolano, Hugo Chávez, hospitalizado desde hace un mes y medio en La Habana y gran impulsor de la CELAC, tampoco participa, ni el presidente ecuatoriano Rafael Correa en plena campaña electoral para su reelección en Ecuador.

Agencias

Loading...
Revisa el siguiente artículo