Luego de ser humillada por no caber en las atracciones de Harry Potter, baja 160 libras

Luego de ser humillada por no caber en las atracciones de Harry Potter, baja 160 libras
Por: Publinews

Some days you just need a reminder of how far you've come. Today was one of those days for me. I have a stupid injury, and I've been trying to find a training groove again after my competition. I'm not here to only share the highlights with you all because guess what? This is real life, it is my real journey. It's not all grand accomplishments and sparkly winners crowns. Sometimes it's tweaking an already fragile back trying to lift something heavier than you should be lifting. Sometimes it's struggling to find a workout that you enjoy. Other days it's just about getting through the day. I'm not posting this because I'm mentally in a bad place (I'm not, I'm actually very good mentally right now), I'm posting this because I'm having real life complications. I have been told before "but Stephani, this wasn't hard for you!". To that I say, bullshit. Losing 160 lbs of body fat was hard for me, but so was living at 308 lbs. If I lied and said it wasn't, I would not be helping anyone out. This turned into a long rant that I didn't plan, but I feel it's important to share the ups along with the downs of living a healthy life. Yes, I'm hurt today, but maybe tomorrow will be better and maybe I won't be such an idiot and try to lift above my capacity.

A photo posted by Stephanie Chavez (@impact_transformation) on

Shameless bathroom mirror selfie from Saturday because I actually dressed in something other than gym clothes.

A photo posted by Stephanie Chavez (@impact_transformation) on

En 2010, la vida de Stephanie Chávez dio un giro de 180 grados, luego de ser un humillada por los trabajadores de “Harry Potter World”, quienes le impidieron subirse a cualquier atracción porque no cabía en los asientos.

Ese día no fue muy divertido para mí, la pasé muy mal y deprimida todo el día, no cabía en ningún juego mecánico“, señaló en una entrevista.

La mujer de 30 años pesaba 208 libras en ese momento, y luego de luchar contra la obesidad y realizar diferentes dietas que no funcionaron, Chávez logró perder 160 libras.

Sin embargo, el camino no fue fácil. Ella recuerda que a su regreso de Orlando decidió cortar por lo sano con la comida chatarra, pero no tuvo muy buenos resultados, hasta que su segundo hijo, que nació en 2013, vino al mundo con problemas de salud y tuvo que ser alimentado a través de un tubo gástrico durante sus primeros días de vida.

Cuando vi que con 7 semanas tenían que operarlo me di cuenta de que tenía que llevar un estilo de vida más saludable“.

Después de que su pequeño pudo volver a casa, Stephanie contrató a un entrenador personal que además supervisó toda su dieta.

Mi día a día fue muy duro. Volvía del gimnasio muerta, pero cada jornada era más fuerte y me sentía mejor. Dejé de lamentarme por mí misma y abandoné las excusas“, aseguró.

En 2015 pudo ver su sueño realidad, ya que ganó un concurso de bikinis. En tan solo dos años había pasado de ser una obesa casi mórbida a tener una figura muy tonificada.

Ahí me di cuenta de que por fin estaba viviendo la vida que siempre quise. Soy feliz“.

Loading...
Revisa el siguiente artículo