Consejos: Mejora tu rutina de fitness

Te presentamos algunas recomendaciones para que tu cuerpo aproveche mejor los ejercicios.

Consejos: Mejora tu rutina de fitness
Por: Publinews

Si realizas alguna actividad física o piensas comenzar una, ten en cuenta que la comida no está ni debe estar peleada con el ejercicio. Por eso es fundamental conocer cuándo y qué comer para lograr una buena sesión de ejercicio, de acuerdo con Mayo Clinic. Conoce algunos consejos.

Desayuna

Si practicas la actividad física por la mañana, la recomendación es desayunar, por lo menos, una hora antes del ejercicio. Pero si prefieres ejercitarte dentro de la primera hora después del desayuno, procura consumir alimentos ligeros como cereal o pan integral, plátanos, yogur, leche descremada o jugo.

Las raciones

Si consumes comidas grandes, estas deben ser, mínimo, tres o cuatro horas antes de hacer ejercicio, pero si son comidas pequeñas, procura realizar tu actividad dos o tres horas antes. Si solo consumes lo equivalente a una colación, puedes ejercitarte una hora después. Si comes en grandes cantidades, puedes tener sensación de lentitud, pero, si consumes muy poco, no obtendrás la energía necesaria para el ejercicio.

Sí a los refrigerios

Siempre y cuando sean saludables, además puedes mantener el nivel de glucosa. Algunas opciones de refrigerios son las barritas energéticas (como las de granola baja en grasa), fruta fresca, yogur, una pieza de pan o galletas integrales o un emparedado con crema de nuez. Si practicarás alguna actividad física durante varias horas, es preferible que consumas una colación.

Hidratación

Es necesario que antes, durante y después del ejercicio consumas la cantidad adecuada de líquidos. La recomendación es beber dos o tres tazas de agua durante las siguientes dos o tres horas posteriores a la actividad física, mientras que durante el ejercicio lo ideal es consumir de media taza a una taza de agua cada 15 a 20 minutos, de acuerdo con el Colegio Americano de Medicina del Deporte.

¿Cuándo comer?

Sí, la recomendación es consumir una comida que contenga proteínas y carbohidratos dentro de las primeras dos horas después de la actividad física, para ayudar a los músculos a recuperarse y facilitar el abastecimiento de glucógeno. Puedes optar por yogur con fruta, un emparedado con crema de cacahuate o comidas más elaboradas, como spaghetti con albóndigas o pollo con arroz integral.

Loading...
Revisa el siguiente artículo