Un reciente estudio realizado por investigadores de la Universidad Emory, en Atlanta, Estados Unidos, mostró que tan solo se necesitan dos años de vida para que el ser humano comience a preocuparse y cambiar su comportamiento para mejorar su reputación.

El estudio mostró que niños de dos años de edad muestran signos de inhibición y vergüenza cuando son observados, por lo que intentarán “mejorar su imagen” ante los demás.

Esto también muestra que antes de que los niños puedan formar una oración completa, comienzan a ser astutos”, dice Phillipe Rochat, principal autor de la investigación, quien reveló más detalles a Publinews Internacional.

¿Podría explicar el proceso de su investigación?

Nuestra preocupación con la forma en que otros nos evaluarán impulsa y motiva gran parte de nuestro comportamiento. Usamos maquillaje, compramos marcas caras y estamos aterrorizados por hablar o actuar frente a una audiencia. De hecho, nuestra preocupación por la reputación es algo que nos define como humanos.

Estudios recientes muestran que nuestra sensibilidad a la evaluación de los demás es claramente evidente a los 4-5 años de edad, pero no se sabe si esta capacidad está presente incluso antes y cómo se desarrolla. Por lo tanto, decidimos ver si a la edad de 2 años, los niños también comienzan a mostrar esta sensibilidad. Pensamos que este sería el caso, ya que los niños comienzan a sonrojarse y muestran vergüenza alrededor de los 18 meses.

Creímos que encontrar exactamente cuándo los niños comienzan a mostrar sensibilidad a las evaluaciones de los demás es el primer paso para descubrir cómo y por qué a los humanos les importa su reputación”.

Foto: Publinews Internacional

¿Cuál de los experimentos fue el más importante para ti?

Sabemos que a los 9 meses, los niños comienzan a usar las reacciones emocionales de los demás para ver si un objeto o situación es seguro o no. Sin embargo, nuestro estudio mostró que entre 14-24 meses, comienzan a usar la reacción emocional de los demás para ver si su comportamiento logrará una respuesta positiva.

Esto se puso de manifiesto en el estudio 2, donde los niños no evitaron por completo el control remoto asociado con la reacción negativa del experimentador. En cambio, simplemente esperaron hasta que el experimentador no estuviera mirando para jugar con él.

De manera similar, en el estudio 4, los niños esperaron hasta que el experimentador que tuvo una reacción negativa hacia el control remoto no mirara para jugar con el control remoto. Esto muestra cuán flexibles y estratégicos son los niños en su comportamiento, y cómo tienen en cuenta no solo si se están observando, sino también cómo reaccionó el observador previamente a ese control remoto”.

¿Te sorprendieron los resultados?

Me sorprendió la sensibilidad de los niños flexibile a la reacción de los demás. Pudieron rastrear las reacciones de un experimentador hacia dos controles remotos, y también pudieron rastrear las reacciones de dos experimentadores a un control remoto”.

¿Es este el primer estudio que ha demostrado que los niños pequeños se preocupan por lo que otros piensan de ellos?

Este es el primer estudio que muestra que, primero, los niños son sensibles y prestan atención a las reacciones que otros tienen sobre ciertos objetos o comportamientos, y lo que es más importante, usan esta información estratégicamente cuando otros están mirando.

No es necesariamente que los niños a la edad de 2 años piensen: 'No quiero que piense que soy malo'. Esta es una habilidad compleja que podría surgir una vez que el lenguaje se haya desarrollado aún más, aunque todavía no se ha investigado.

Lo que muestra nuestro estudio es que los niños ya no se centran únicamente en el juguete en sí. Ahora consideran la respuesta emocional de los demás a los objetos y comportamientos, y usan esta información NO para comprender el juguete, sino para comprender cómo deben comportarse ellos mismos cuando la persona está mirando para obtener una respuesta positiva y evitar una respuesta negativa”.

¿Qué consecuencias tienen sus resultados? ¿Para la crianza de los hijos, para la educación preescolar?

Creo que esto refuerza la idea de que los niños te están prestando más atención de lo que piensas, y recogen información de tus reacciones a las situaciones. Ya a los 24 meses de edad, están aprendiendo lo que otros valoran e incorporarán estos valores en su propio comportamiento.

Las reacciones de los padres o maestros ante ciertos comportamientos determinarán la forma en que los niños se comportarán cuando los estén mirando. Los padres deben preguntarse a sí mismos, '¿qué respondo positivamente a mi hijo? ¿A qué reacciono negativamente?' Los niños prestan atención y las reacciones positivas de los demás los motivan”.

Sigue Leyendo

Tendencias

Astronauta ruso impartirá charlas sobre cosmonáutica en Guatemala

Tendencias

Realizarán colecta de fondos para organización de feria de lectura

Tendencias

El miércoles se realizará la tradicional Carrera de Charolas en La Antigua

Destacados

Kicks, la tienda de tenis para el día a día que ya abrió sus puertas en el país

Astronauta ruso impartirá charlas sobre cosmonáutica en Guatemala

Te decimos cómo crear tus stickers personalizados en WhatsApp

Realizarán colecta de fondos para organización de feria de lectura

El miércoles se realizará la tradicional Carrera de Charolas en La Antigua