Presidente del Cacif sobre Morales: “En actitud le doy un ocho y en resultados, menos"

Presidente del Cacif sobre Morales: “En actitud le doy un ocho y en resultados, menos
Por: Publinews

Uno de los mayores retos que ha identificado el presidente del Comité Coordinador de Asociaciones Agrícolas, Comerciales, Industriales y Financieras (Cacif), José González Campo, es mejorar la credibilidad del sector privado ante la población.

El representante de la Cámara Guatemalteca de la Construcción asumió la presidencia del Cacif, institución que aglutina a la mayoría de empresarios, desde donde impulsará mejorar el diálogo en el país para lograr avances en diferentes aspectos, por ejemplo, en el crecimiento económico y generar fuentes de empleo.

¿Cuáles deben ser esas claves para lograr la unión y el crecimiento económico?

Cada quien debe tener claro el papel que juega en la sociedad, el nuestro es generar riqueza, empleo y cumplir con nuestras obligaciones con el Estado, pero hay que mejorar la comunicación, tenemos que aprender a comunicarnos más y dialogar más. Hay que hacer un esfuerzo por entender al otro, la comunicación es importante, debe haber franqueza y madurez para sentarnos y discutir temas difíciles, y no dejarnos llevar por prejuicios o por lo que digan los demás.

¿Cuáles son sus planes de trabajo como presidente del Cacif?

Desde el año pasado Guatemala ha tenido cambios, los cuales nos obligan a todos los sectores a reflexionar cuál es nuestro papel en la sociedad y como debemos cumplir ese papel. Como sector privado estamos claros, en que debemos generar riqueza, empleo y cumplir a cabalidad nuestras obligaciones, para eso somos empresarios. Aunque hay un desafío importante: cómo tenemos la credibilidad de que por encima de los intereses gremiales está el interés por el país, queremos el desarrollo de Guatemala, ya que antes de ser empresarios somos guatemaltecos preocupados por el futuro del país.

Usted habla de diálogo, pero ¿puede cambiarse la percepción de que el sector privado se opone siempre discutir cuando hay un tema impositivo?

Partimos de que todos queremos un mejor país, los temas se tienen que dialogar; sin embargo, se debe tener un orden cuando hablamos de temas fiscales, ya que lo primero que se tiene que conocer es la realidad de la situación fiscal y de los ingresos tributarios, por ejemplo, qué se paga, quién lo paga y cómo se paga, y hacer un esfuerzo técnico y entenderlo.

El país debe hacer un esfuerzo para que las empresas paguen, pero falta que todos los guatemaltecos paguen, entonces cualquier cosa que se haga debe ser integral, no creo que el problema del país se trate solo de recursos. Concentrémonos en que se usen bien y eficientemente los recursos, cuando entendamos qué se paga y cómo se pagan, la discusión será más sencilla para decir quién no paga. No hay ningún tema que no debiera ser dialogado, tenemos que hablar las cosas aunque no estemos de acuerdo, si en algún momento no hemos sido capaces de transmitir esa imagen, ese es el reto que tenemos, estamos comprometidos con el país, y tener bases técnicas que nos digan la realidad fiscal y en función de eso qué país queremos.

Pasatiempo

Además, el presidente del Cacif comparte algunas de sus distracciones.

•   Entretenimiento. Actualmente lee “La doctrina social de la iglesia”. En sus tiempos libres, comparte con su familia, con quien menciona que no tiene un platillo favorito, pues le gusta comer de todo.

•   Tiempo. Aunque reconoce que no practica algún deporte, le gusta jugar futbol. Sus equipos favoritos son Municipal, Real Madrid, Juventus, River y los Tigres de México, cuando es el Mundial apoya a Brasil, debido a que la Selección Nacional aún no logra estar en uno de esos campeonatos.

•   Expectativas. El empresario explica que tiene esperanzas en el gobierno del presidente Jimmy Morales para que el país avance en diferentes aspectos. No obstante, menciona que la revelación de la estructura La Línea le generó indignación y decepción por los señalamientos que hay contra exfuncionarios como el expresidente Otto Pérez.

¿Cómo califica de 1 a 10 las acciones del presidente Jimmy Morales cuando está por cumplir cien días en el poder?

No me animaría a hacerlo, pero si tengo que dar una cifra digo que en actitud tiene un ocho, y un poco más bajo en resultados que la calificación estaría por la media de 10. La referencia de 2015 es importante, en general el gran reclamo de la población era transparencia, pero las expectativas eran diferentes, tenemos un presidente que en esa situación se eligió con mayoría, y ahora tiene que hacerle frente a un país que en sí es complejo, y también a las expectativas, que no están claras, pero dónde se validó qué país queríamos y a dónde queríamos ir, todos los sectores le piden su parte, todo lo demás hay que hablarlo y exigirle que cumpla su papel, pero la exigencia inmediata es que tiene que haber reglas muy claras.

¿Considera que se debe realizar una reforma constitucional?

Uno no debería de tocar una máquina hasta que no se hayan agotado todos los pasos para saber si es necesario abrir esa máquina, la pregunta aquí es si ya agotamos todos los procesos legales o de reformas a las leyes que no tocan la Constitución antes de iniciar ese proceso. No estoy seguro de que hayamos agotado todas esas vías, recomiendo que antes de operar al paciente revisar si con algún medicamento puede mejorar, si después de ese análisis resulta que es necesaria la cirugía hay que buscar a los mejores cirujanos. Hablar de tocar la Constitución es un tema muy serio, ya que son las reglas que dicen cómo debe funcionar el país.

¿Impactó la crisis de 2015 en la atracción de inversiones?

Los números reflejan que, a pesar de todo lo que pasó, la economía creció, es un testimonio y un mérito que hay que darles al empresariado y a la gente que, a pesar de esa incertidumbre, siguió trabajando y confiando, somos un país fuerte que aguanta, lo único que necesitamos es tener reglas claras, la mejor prueba es que trabajando juntos en temas comunes las cosas cambian y de manera pacífica donde las instituciones funcionaron.

¿Temen que grandes empresarios sean descubiertos en los casos de corrupción que están por conocerse?

No, porque la mayoría de empresarios somos honestos, ya que si hay empresarios que no han cumplido con la ley y han faltado a sus obligaciones van a tener que enfrentar las consecuencias de sus decisiones. El expresidente del Cacif lo planteó mejor, que un empresario que hace eso es un delincuente, y estoy de acuerdo, pero hay cuestiones que no se vale, que un señalamiento se convierta en una condena, porque un señalamiento hay que probarlo y hay instituciones para eso y hay que tener cuidado. Tampoco se vale que por una mala práctica uno se trate de condenar a todo un sector, hay que individualizar, temen los corruptos.

Loading...
Revisa el siguiente artículo