ENTREVISTA. Eduardo Suger: "Conocí el lado oscuro y sucio de la política"

El doctor en matemática y física hace un balance de las tres participaciones como candidato presidencial que le han servido como “aprendizaje”, aunque asegura que no volverá a hacerlo y calificó a los políticos que serán candidatos.

Por: Publinews

Foto: Jorge Santos Foto: Jorge Santosedua

José Eduardo Suger Cofiño habló con el equipo de Publinews acerca de la educación que le ha apasionado durante toda su vida. El doctor en matemática y física, con 55 años de ser docente, define que los temas educativos deben estar totalmente alejados de la política. Hace un balance de las tres participaciones como candidato presidencial que le han servido como “aprendizaje”, aunque asegura que no volverá a hacerlo y calificó a los políticos que serán candidatos.

Es empresario y académico. Aunque nació en Suiza se considera guatemalteco. El doctor Eduardo Suger dirige la Universidad Galileo desde su fundación, en 2000, que identifica como una institución vanguardista y tecnológica.

Confía en que la educación de calidad es la clave para el desarrollo del país. Tiene 75 años y ha recibido decenas de distinciones y reconocimientos como la Orden Nacional Francisco Marroquín que le otorgó el Gobierno de la República. Participó como candidato presidencial en 2003, 2007 y 2011. Además ha escrito tres libros y 22 trabajos de investigación publicados en Estados Unidos, Suiza, Suecia y la India.

¿Qué hace falta para mejorar la educación superior en Guatemala?

Se está desarrollando rápidamente y a mi juicio ha alcanzado un buen nivel gracias a la no intervención del Estado. Desde la reforma constitucional en 1985 nos dieron autonomía y las universidades dependen del Consejo de Enseñanza Superior. En otros países tienen que pedir permisos al Ministerio de Educación, no hay libertad para la creación de nuevos programas, que es lo que necesita el país: una nueva oferta educativa, libertad para tener creatividad y eliminar la burocracia en su totalidad.

¿Qué se debe reforzar?

Por ejemplo, los famosos colegios profesionales que no tienen razón de ser. Fueron creados a raíz de la Revolución de Octubre y su trabajo es supervisar pero se han vuelto centros muy infiltrados en la parte política.

¿Por qué?

Como se ve hoy en día con las comisiones de postulación, es más, en la Constitución está que entre los rectores tenemos que nombrar uno que forme parte o llegue a presidir las postulaciones, pero no estoy de acuerdo. Se tiene que alejar totalmente la educación de la política. ¿Cómo es eso? Existe una cartera de Educación pero el nombramiento del ministro es eminentemente político, entonces, no llega el más competente. Guatemala no tiene futuro si la educación no se desliga por completo de la política.

¿Qué se puede hacer para que los estudiantes lleguen a la universidad mejor preparados?

Aquí se cree que la tecnología es mágica. Una laptop no sirve de nada, podemos tener pizarrones electrónicos y toda la tecnología, pero faltan maestros. No existen buenos programas de formación a nivel primario y básicos. Tiene que ser gente muy bien preparada, la esencia de la buena educación es un buen profesor.

¿Qué de la reforma educativa?

Cerrar las normales y sacar un bachillerato especializado en educación no es la solución. El bachillerato es un desastre, el bachiller no sale mejor preparado que un maestro. Creo que hay dos años perdidos completamente, que la gente no está funcionando. Se tiene que invertir en el maestro para una educación de calidad.

¿Cómo incentivar a los jóvenes a prepararse?

Con la curiosidad, hay que estimular a los niños, alguien que quiera estudiar medicina se le debe inculcar un interés genuino en el cuerpo humano porque puede llegar a ser un gran profesional.

En Chile exigen la educación gratuita. ¿Qué opina?

Ahí empieza la parte del engaño a la población. No existe, por ley natural, algo que sea gratuito. Alguien paga la factura. El funcionamiento de la Universidad de San Carlos ¿es gratis? No, funciona de nosotros, de los contribuyentes y no del Estado, que solo administra.

¿Cómo disminuir la deserción estudiantil?

La deserción es inevitable, y se da fundamentalmente en el primer año cuando los muchachos se equivocan. Por ejemplo, para ser un médico, antes deben prepararse en las ciencias básicas y no atender a un enfermo. Por eso, cuando asisten a las clases de matemática se decepcionan. En ingeniería teníamos deserción en los últimos años de la carrera por la demanda de trabajo. Ese fenómeno es similar al de los “call center”, los patojos tienen un animal en la mano, mejor lo agarro.

La política también ha sido parte de su vida. ¿Qué espera el próximo año?

Participé tres veces como candidato presidencial, nunca me inscribí en los partidos y, por lo que he leído de la historia de nuestro país, aprendí que ser presidente es el único puesto al que podría manipularse para orientarse y para hacer algo.

¿Cuál fue su primera impresión?

Como nunca había participado en política desconocía cómo se escoge, a los diputados, a pesar de que estudié todas las leyes pero no sabía el rol del partido político, que lo considero como un club privado de personas que tienen sus financistas. En 2003 participé y me fui a ver la realidad del pueblo, aquellos de la miseria espantosa.

¿Qué pasó en 2007?

Estuve participando con el partido Casa y noté que había mucha pureza en sus fundadores y como era un partido de Salcajá, Quetzaltenango, volví a seguir aprendiendo. Sabía que no era un partido fuerte y que no iba a ganar.

¿Qué pasó con Creo?

Conocía a “Canela” (Roberto González Díaz-Durán) y a Rodolfo Neutze porque compartían mis juegos de tenis y los consideraba más preparados, pero ahí si conocí el lado oscuro y sucio de la política. Por ejemplo, mostrarle a la gente necesitada la escasez de agua y luego se echa un guacalazo de agua en un anuncio por televisión, ese es un payaso más. Uno debe llegar a hablar en serio y dar soluciones a la gente no burlarse.

¿Qué opina de los candidatos?

A Manuel Baldizón le veo muchas ansias y eso no es bueno, es una enfermedad por llegar. Cada acción refleja la personalidad, para qué necesitaba sacar un libro y copiar, ahora ponen en duda su graduación. A Sandra Torres, le veo carácter, conoce el gobierno porque ya estuvo ahí, pero considero que demasiado y de alguna manera fue modificando su personalidad. A Alejandro Sinibaldi, ay Dios mío, no me lo hago ahí debatiendo, él es un “fisiquín” pero nada más. Por último Roberto Alejos creo que es un buen negociador, pero no lo veo como un visionario para orientar un desarrollo nacional.

Es fundador y rector de la Universidad Galileo desde 2000

Hoja de vida

Nacimiento. En Zurich, Suiza , en 1938.

Estudios. Es físico y matemático con un grado de doctorado en la Universidad de Austin, Texas. Ha impartido clases durante 55 años.

Candidato. Participó como presidenciable en 2003, 2007 y 2011.

Loading...
Revisa el siguiente artículo