Yuri Melini: “Los ricos deben pagar impuestos”

El médico, ambientalista y precandidato presidencial habló con Publinews.

Por: Publinews

Foto: Oliver de Ros Foto: Oliver de Ros 

Por Kenneth Monzón

A comienzos de junio Yuri Melini aceptó la propuesta de los partidos políticos URNG y Winaq de ser el precandidato más representativo de la izquierda y decidió emprender la ruta de recorrer el interior del país para hablar de su propuesta de “cirugía mayor” para el país. Publinews habló con el ambientalista sobre lo que será su proyecto de resultar electo.

Melini siempre ha estado preocupado por los temas ambientales, la extracción minera, la contaminación del agua y el daño a la naturaleza. Este año empezó a ver los problemas de la población como la pobreza desde el punto de vista político.

El ambientalista, que sobrevivió en 2008 a un atentado, ha optado por sumarse a la propuesta de URNG- Winaq con clara ideología de izquierda y trazar un plan de gobierno que incluya áreas sociales, ambientales y de protección de los recursos naturales.

¿Cómo surge su precandidatura?

Desde hace dos años. Se hizo una consulta a las 105 bases del partido y, me invitan a participar y al encontrar coincidencias, acepto por la viabilidad de la propuesta con fuerte contenido social y con conceptos de compromiso con las luchas de las personas.

¿Qué ha sido lo más difícil?

La unidad, estamos trabajando en eso y cuesta, hay gente que tiene que sacrificar su liderazgo por todos.

Rigoberta Menchú logró 146 mil votos en 2011. ¿Cuál es su aspiración?

Ella no está en los cargos de elección, aunque es parte del proyecto. Nosotros aspiramos a 1.5 millones, para esto estamos trabajando y en crear una bancada de no menos de 20 diputados. Esperamos tener no menos del 10% de las alcaldías.

¿Qué pasa con la izquierda que no ha logrado, como en otros países, luchar de cerca por la presidencia. ¿Qué ha pasado?

Hay una expectativa mayor, el proyecto está en la izquierda académica, los grupos de base, las organizaciones campesinas, los derechos de la mujer, o sea hay una expectativa mayor.

¿Qué haría usted distinto para ganar apoyos?

Mucho. Lo primero es picar piedra, acercarse a la gente. Vengo de un movimiento social, no soy afiliado a un partido político ni me siento con su bandera, los partidos están cumpliendo un desafío histórico que es servir para un proyecto de agenda de sociedad civil.

Foto: Oliver de Ros Foto: Oliver de Ros

¿Y en los impuestos?

Vamos a empezar por el tema duro, una reforma tributaria y que se regule, porque no se vale que los que más tienen no paguen. ¿Qué es lo menos que podríamos ofrecer? Es regular todo el sistema. Como gobierno y como estado garantizaré un hospital estable con acceso a todos. Los ricos deben empezar a pagar impuestos porque Guatemala necesita medidas duras, no se le puede pedir tan poco, si el pueblo lo demanda, nosotros vamos a sentar bases.

¿Cómo funcionaría su propuesta?

Vengo de la calle, de hacer luchas sociales, tengo claro que administrar un gobierno no es administrar una lucha y un empresario tiene que entender que no maneja un gobierno. A mí no me une ni me financia el sector privado. La gran diferencia es que no voy a mentir, soy éticamente correcto. Aceptaría financiamiento de la población.

¿Su lucha ha sido larga en el tema ambiental?

La lucha es un tema que se ha democratizado, da gusto ver en el interior del país cómo la gente está comenzando a defender el agua y ¿cuál es el mayor logro? Las propuestas que hace 30 años eran de élites, ahora son luchas populares.

¿Qué le preocupa más?

El tema estratégico para el futuro, es el agua. Las 38 cuencas hidrológicas del país están mal manejadas y hasta degradadas. En el Motagua, que recorre 58 municipios en 14 departamentos, la ciudad de Guatemala vierte las excretas de 2.5 millones de habitantes.

¿Y las industrias?

Ninguna de las empresas extractivas está pagando el canon de agua. No puede ser que la Ley de Minería permita que se le otorguen derechos a Montana Exploradora o a Minera San Rafael por 280 mil litros por hora y una familia se gasta 30 litros de agua al día. Una empresa se gasta en una hora lo que le lleva a una familia 20 años.

¿Qué pasa con las regalías en la minería?

Está mal. Guatemala no es un país minero. Para producir una sola onza de oro, se necesita procesar seis toneladas cúbicas de piedra y el impacto ambiental es insostenible. Es rentable para los inversionistas, para el país no lo es.

 

 

Hoja de vida

• Nacimiento. En la Ciudad de Guatemala, en 1962.

• Estudios. Egresado de la Universidad San Carlos de Guatemala en 1987 como médico y cirujano.

• Calas. Fundó el Centro de Acción Legal, Ambiental y Social de Guatemala en 2000 en donde se ha opuesto a las minerías.

 

Loading...
Revisa el siguiente artículo