Sally Aguilar: “Ponemos el dedo en la llaga hace 19 años”

Es una de las fundadoras de Madres Angustiadas, entidad que tiene 19 años; y es considerada uno de los pilares en el tema de la denuncia ciudadana. “Ser víctima de la violencia del país nos marcó a siete amigas y dejamos un precedente que sigue activo”, comenta la activista durante una conversación con Publinews.

Por Publinews

Foto: Oliver de Ros Foto: Oliver de Ros

El asesinato de su hija, Karin Fleischmann Aguilar, el 9 de noviembre de 1994 en Vista Hermosa, zona 15, la dejó devastada. Así comenzó su lucha para capturar, enjuiciar y sentenciar al responsable, Ricardo Ortega del Cid.

“Fue un paso tortuoso, pero fue el camino para acabar con la impunidad en el país”, se refiere Sally Aguilar al recordar aquel primer juicio oral y público que se desarrolló en la capital y culminó el 5 de marzo de 1996 con la sentencia de 30 años incomutables.

Han pasado 20 años de aquella muerte, que fue el comienzo de lo que sería Madres Angustiadas, que al principio eran plantones frente la Corte Suprema de Justicia y luego, conforme los años han pasado se ha convertido en una institución de apoyo y acompañamiento a las víctimas.

Fue un caso muy emblemático

Recuerdo que fue el inicio de la batalla para lograr la justicia. Algo que me marcó fue que durante la misa de cuerpo presente, me levanté y ante todos recordé los hechos de violencia que se vivían en aquel entonces, y exclamé que me iba a encargar de la persona que había asesinado a mi hija.

Hubo una sentencia y ¿qué más considera usted que se logró?

Los listones alusivos a mi hija eran blancos. Pintamos la ciudad así y nos unimos para lograr que este caso tuviera condena y me di cuenta de que unidos podemos todo, ese fue el mayor logro.

¿Cómo surge Madres Angustiadas?

Fundamos la organización hace 19 años y ese tiempo tenemos de poner el dedo en la llaga de la seguridad y la justicia. Tenemos más tiempo que cualquier partido político desde su fundación.

¿Por qué lo fundaron?

Lo común era que todas habíamos sido víctimas de la violencia, de los asesinatos y de los secuestros.

¿Cómo siguen vigentes?

Con trabajo. Jamás hemos dejado de reunirnos los jueves, y esa permanencia y ese manifestar constante nos ha marcado. Las jornadas de plantones y el mensaje de basta ya nos posicionó dentro de la sociedad civil y el Estado.

¿Qué ha sido lo más destacado de su labor?

Abrir la brecha de las denuncias. Eso era algo que no se hacía por eso hay que denunciar porque de lo contrario eres cómplice. Hemos dejado huella porque la justicia es para todos, no solo para unos.

¿Cómo ha cambiado el panorama de justicia?

Las investigaciones de hace 20 años estaban en pañales, ahora la estructura del Ministerio Público y el Organismo Judicial ha mejorado, aunque aún hay fallas pero la lucha continúa.

¿Qué afecta más?

Las estadísticas demuestran que estamos igual o peor, considero que la corrupción es uno de los mayores problemas que afectan la justicia.

La entidad

Un grupo de amigas funda la entidad Madres Angustiadas el 10 de mayo de 1995.

• Su fin común es lograr que en Guatemala haya seguridad y justicia para todos los ciudadanos y lograr que se denuncie.

• La misión es contribuir a la construcción de una sociedad responsable reconociendo el Estado de Derecho como la base de la paz.

Kenneth Monzón y Amilcar Ávila

Loading...
Revisa el siguiente artículo