Baltasar Garzón: Sobre el caso Ríos Montt: “Los indicios eran ciertos y existentes”

El profesional español visitó Guatemala para participar en el Foro de la Fundación Esquipulas; en entrevista habló sobre el caso del exjefe de Estado Efraín Ríos Montt, del que opinó que sentó un precedente, afirmó que tiene claro que en ese proceso “los indicios eran ciertos y existentes, que hubo una condena que fue anulada”. Resaltó que el solo hecho de que un juez reconozca que hay una causa es ganancia para las víctimas. Destacó los avances en la justicia argentina y los de otros países de la región.

Por Publinews

Foto: AFP Foto: AFP

El juez español Baltasar Garzón afirmó que el reconocimiento de los crímenes de guerra del pasado y quienes fueron sus perpetradores es una ganancia para los cientos de miles de víctimas que buscan justicia en Latinoamérica.

Garzón, quien asegura que por 23 años no dio declaraciones a la prensa, ahora menos parco habló en una entrevista con “The Associated Press” sobre la justicia transicional, crímenes del pasado y cómo mantener estos en la impunidad impide el desarrollo de los pueblos.

“Si un país asume y acepta la impunidad como norma, ese pueblo está marcado y condenado a sufrir en algún momento posterior la misma situación, por tanto la lucha contra la impunidad es la base”, dijo el juez español que participó en Guatemala en el Foro Regional Esquipulas.

El jurista aseguró que no se debe olvidar la responsabilidad civil de los cómplices de los crímenes de guerra. Dijo que las investigaciones por genocidio y crímenes de lesa humanidad deben incluir “a la parte del entramado económico financiero que los ha sustentado”.

En ese aspecto mencionó como un caso ejemplar el de Argentina, “donde se está investigando el papel de las grandes empresas y de los grandes actores económicos durante la dictadura (1976-1983)… el papel del sector civil y de eso hay pruebas contundentes”, comentó.

Mencionó también que en la región hay casos que han sentado precedentes graves, por ejemplo la anulación de la sentencia al exdictador guatemalteco Efraín Ríos Montt (1982-1983), condenado a 80 años de prisión por delitos de genocidio y deberes contra la humanidad por la muerte de mil 771 indígenas ixiles. Sin embargo, resaltó que el solo hecho de que un juez reconozca que hay una causa es una ganancia para las víctimas.

“Lo que tenemos que tener claro es que los indicios eran ciertos y existentes, que hubo una condena que fue anulada, que el proceso sigue, que tiene que hacerlo con todas las garantías y que la justicia en Guatemala debería de ser consciente de que hasta que no resuelvan estos temas el país no va a estar en disposición de despegar hacia el futuro”, dijo el juez.

Garzón afirmó que más allá de las condenas de los tribunales hay otras que marcan a los responsables de crímenes, como en el caso del exdictador chileno Augusto Pinochet, que “una vez que fue detenido en Londres el 16 de octubre de 1988 ya quedó marcado y condenado hasta el día de su fallecimiento”.

“La lucha contra la impunidad no va a acabar. Los perpetradores por mucho tiempo que transcurra no pueden ni deben de estar tranquilos porque la respuesta judicial, sea a través de mecanismos de justicia ordinaria, justicia constitucional, de acuerdo para poner fin a un proceso o recuperar la credibilidad del sistema, se tiene que cumplir y ninguna sociedad se quiebra por la aplicación de la justicia”, explicó.

Para el juez español, el hecho de que algunos países decretaron leyes de amnistía tras la guerra en los años ochenta, como El Salvador, no impidió que cortes internacionales ordenen que esos crímenes deban investigarse.

“La Corte Interamericana ha dicho: Ustedes no pueden aplicar la amnistía, es un crimen de lesa humanidad y de persecución internacional y la Corte Constitucional ha aceptado a trámite una demanda de las víctimas y cuestionar la constitucionalidad de la amnistía”, señaló.

Según Garzón, hay casos en América Latina que sentaron precedentes y son emblemáticos: el de Perú con la condena al expresidente Alberto Fujimori por corrupción y los crímenes de lesa humanidad en su gestión, por ejemplo.

Colombia en su proceso de paz puede sentar un precedente importante también en esa lucha.

¿Quién es él?

Es un juez español que investigó algunos de los delitos de mayor relevancia en su país como crímenes contra la humanidad, terrorismo, narcotráfico y corrupción política.

• Destacado. Cobró fama internacional por promover una orden de arresto contra el exdictador chileno Augusto Pinochet por la muerte y tortura de ciudadanos españoles y abrió causas contra ciudadanos argentinos por desapariciones en la dictadura.

• Suspensión. En 2012 fue condenado por prevaricación por las escuchas ilegales con la pena de 11 años de inhabilitación como juez.

COMENTA: ¿Crees que la justicia internacional debe prevalecer sobre la nacional?

Sonia Pérez/ The Associated Press

Loading...
Revisa el siguiente artículo