Arturo Condo: “Hay que saber para qué ser líder”

La Incae Business School se creó en 1964, cuando varios líderes de Centroamérica y empresarios de la región se reúnen y coinciden en la necesidad de fortalecer la educación. En esa fecha es cuando se celebra el primer programa de Alta Gerencia con 45 estudiantes. Cinco décadas después, más de 15 mil graduados han pasado por esta institución transformándose en líderes de varios sectores influyentes en gestiones empresariales en países de Latinoamérica.

Por Publinews

Arturo Condo Arturo Condo

La Incae Business School celebró su 50 aniversario, en Guatemala, como la escuela líder de negocios con un foro junto a empresarios regionales.

En el marco de la celebración platicamos con el rector de la institución, Arturo Condo, quien compartió algunos aspectos sobre la enseñanza que inculca esta escuela.

¿Qué han dejado estos primeros 50 años de Incae?

Sin duda, lo más importante han sido los incaístas. Son casi ocho mil graduados de la maestría en administración, además de ellos tenemos a siete mil más participando en los programas de alta gerencia, y más de 200 mil gerentes que han pasado por nuestros programas de corta duración. Ese capital humano es sin duda lo más importante. Si vemos aquí en Guatemala, hay grandes líderes que se han formado en la institución. Un ejemplo de ellos es el señor Diego Pulido, aquí en el país, que tiene a cargo una gran institución como lo es un banco con más de diez mil empleados y más de un millón de clientes. Su liderazgo es muy importante para darle sostenibilidad y hacer una buena gestión, y eso no lo hace solo porque en el banco también hay más de cien incaístas que ayudan en estos procesos.

Aparte de eso, Incae ha sido una plataforma de ideas innovadoras y una fuente de convocatoria para reunir a varias personas de distintas perspectivas del mundo; se han podido reunir para conversar y no negociar sobre los problemas grandes de la región y buscar cómo salir adelante.

¿Que retos afronta el nuevo profesional de liderazgo?

Hay varios retos a la profesión y retos personales. Entre los más importantes a nivel profesional está despertar la conciencia a nuevas alternativas, al flujo de información. Esto ha creado clientes que buscan otras opciones, empleados con otras ideas, proveedores que buscan nuevas soluciones, y esto hace que todo el entorno de una empresa cambie.

El otro dato es que hemos mejorado en varios aspectos en Centro América, pero no lo hemos hecho en temas importantes como la pobreza y la seguridad. No solo es el Gobierno el que tiene que velar por estos aspectos, son los líderes los que tienen que involucrarse también porque ellos estarán más presentes en puestos clave.

Y otro reto importante es un tipo de exclusión particular, y son las mujeres. Aunque en muchos cambios ya están incluidas, aún hace falta darles ese lugar de liderazgo en puestos clave como en el Gobierno y en el sector privado, que son masivamente tomadas por hombres, donde veo que estamos perdiendo la mitad del talento de la raza humana, y de muy buenas ideas.

¿Cuál es la visión a futuro de la institución?

Ahora estamos enfrentando varios retos, tanto a nivel de liderazgo como de empresa. Pero uno nuevo es que ahora las personas viven más y trabajan más. Por lo que se deben preparar mejor. El promedio de nuestros estudiantes que entran en los MBA es de 27 años y se retiraban a los 65. Un promedio de actividad de 30 años. Pero hoy en día nadie se retira a los 65 años, tanto por salud, porque ahora nuestro cuerpo es más saludable, en algunos aspectos, y otro por financiamiento, muchos no cuentan con el tema de que si se retiran a los 65 tendrán los ahorros para vivir hasta más de los 80 años. Muchos de nuestros estudiantes posiblemente se retiren a los 80 años.

Y la ecuación cambió, ahora se gradúan de 30 años y tienen un período de actividad de 50 años. En el Incae ahora tenemos que pensar cómo el Incae va a estar presente en la vida profesional de estas personas durante su tiempo de actividad. Fomentar programas que puedan tomar a los 55 años que vayan avanzando en otros roles dentro de la empresa. Y tenemos que reintentar eso.

En la Incae no hacemos solo la filosofía de enseñar, tu te lo aprendes y nada más. No, en la institución compartimos ese liderazgo de saber trabajar en equipo y aprender a practicar en grupo.

¿Cómo se fortalece el liderazgo empresarial?

La primera es motivación, identificando a los potenciales líderes, y como institución no nos basamos solo en calificaciones, sino en ese interés por liderar. La segunda, es saber para qué ser líder. Expandir los horizontes en dónde y en qué se puede desempeñar como líder. Tercero, es la formación; darle esas herramientas para que se pueda desenvolver. Y por último y el más difícil, transmitirle los valores, que viva y que los aplique en todos lados. El rol de Incae no es decirle estos valores, sino que sepa cómo aplicar los que él trae como ser humano. Cuando uno se enfrenta a la realidad la pregunta es: ¿hasta dónde está uno dispuesto a sacrificar por ser honesto?

¿De qué manera influye el Incae en la toma de decisiones importantes en Centro América?

Como ente no tomamos decisiones importantes. La Incae solo apoya en estas decisiones cuando se nos permite y se nos invita. Somos como unos consultores, ponemos nuestra decisión de análisis y nuestra intención de convocatoria. Por ejemplo, en los problemas sociales, conversar con todos los involucrados o los afectados por una problemática social. Nosotros damos y aportamos análisis, buscamos a personas que puedan aportar y apoyar en diferentes temas.

El Incae ha formado a muchos personajes, varios de ellos han llegado a ser presidentes, ¿qué nos puedes decir al respecto? El presidente Otto Pérez se graduó del programa de alta gerencia, el expresidente de Panamá Ricardo Martinelli, también se graduó de la maestría. Es un honor y mucha responsabilidad por esa esperanza de influir positivamente en la región y hacer lo mejor posible de que aquellos que ocupen esos cargos tomen buenas decisiones, sean buenos líderes y personas con carácter.

Sobre la Incae

• En 1964 se celebró el primer programa de alta gerencia, con 45 estudiantes en La Antigua Guatemala.

• En 1968 se llevó a cabo el primer programa de maestría en Administración de Empresas, en el Banco Central de Nicaragua.

• Tras el terremoto de Nicaragua en 1971 surge el primer centro de pensamiento Think Tank, para colaborar con la reconstrucción del país.

• En 1988 la Incae es sede de una cumbre presidencial en la que se firman varios acuerdos de paz entre los presidentes centroamericanos.

• En 2003 es catalogada por primera vez como la mejor escuela de negocios de América Latina por la revista “América Economía”.

• En 2011 estudiantes forman el MBA Oath Club, una iniciativa con estándares éticos.

Entérate de más:  http://www.incae.edu/

Luis Molina

Loading...
Revisa el siguiente artículo