Sperisen niega responsabilidad en tres asesinatos

El juicio se abrió el jueves y debe en principio cerrarse el próximo 6 de junio, con el anuncio del fallo.

Por: Publinews

AFP AFP
GINEBRA. El exjefe de la Policía Nacional de Guatemala Erwin Sperisen, juzgado en Suiza por 10 asesinatos, negó el viernes ante el tribunal de Ginebra haber participado o sabido que hubo un plan para liquidar a tres presos fugados de la prisión “El Infiernito” en 2005.

“No estoy seguro de la versión oficial de que se rebelaron y hubo una confrontación, ni de lo que dicen los testigos que los evadidos fueron abatidos, no estuve en el lugar”, indicó Sperisen sobre el supuesto asesinato de tres evadidos de “El Infiernito” en 2005, una vez arrestados y desarmados.

Esas muertes fueron atribuidas a miembros de la Policía Nacional Civil (PNC).

Sperisen, de nacionalidad guatemalteca y suiza, está acusado de haber organizado, planificado y dirigido operaciones que llevaron a la eliminación de diez detenidos entre julio de 2004 y marzo de 2007.

Además de los tres fugados del centro penitenciario de “El Infiernito” en 2005, está procesado por el asesinato el 25 de septiembre de 2006 de siete detenidos de la prisión de Pavón, cercana a la capital de Guatemala, entre ellos uno por mano propia.

El juicio se abrió el jueves y debe en principio cerrarse el próximo 6 de junio, con el anuncio del fallo.

El viernes se inició el interrogatorio sobre las víctimas de “El Infiernito”. La versión oficial del gobierno guatemalteco, resumida por la presidenta del tribunal, Isabelle Cuendet, consistió en afirmar que uno de los fugados, Edwin Estuardo Santacruz Rodríguez, se resistió a ser detenido entre el 2 y 3 de noviembre de 2005, y pereció en un enfrentamiento con la PNC.

Los dos otros evadidos, Julio Morales Blanco y José María Maldonado Sosa, perdieron sus vidas en otro enfrentamiento con la PNC el 1 de diciembre de 2005, en un sitio diferente.

Las autoridades helvéticas recibieron la información proporcionada por el gobierno guatemalteco de estos casos, pero también datos y testimonios que contradicen la versión oficial. Estos documentos le fueron comunicados en su totalidad por la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (CICIG), fruto de un acuerdo entre Naciones Unidas y Guatemala.

El tribunal mostró en la audiencia un vídeo de unos tres minutos, filmado dentro de un auto, donde se pudo ver a un detenido descalzo y con el torso desnudo, con las manos atadas a la espalda, que habría sido Santacruz Rodríguez.

Este respondía a preguntas de presuntos policías luego de ser capturado tras la fuga del 22 de octubre de 2005, en la que 19 prisioneros escaparon de “El Infiernito”, en el departamento de Escuintla.

El cadáver de Santacruz Rodríguez apareció con múltiples impactos de bala a quemarropa, cerca del municipio de Río Hondo, en el Departamento de Zacapa, con un revólver entre sus piernas, y los de Morales Blanco y Maldonado Sosa, fueron arrojados desde un helicóptero a una cancha de basket.

Sperisen aseguró que siempre creyó la versión dada por las instancias de la PNC de que los evadidos se resistieron violentamente y perdieron sus vidas en tiroteos con las fuerzas del orden.

El denominado plan “Gavilán”, indicó, estaba previsto para capturar a los evadidos y no matarlos. El plan fue presentado por el viceministro del interior Julio Godoy, en una reunión con diferentes altos cargos de la seguridad en 2005.

El jefe de policía aseguró que no conoció ni intervino en un plan “B” para asesinar a los presos recapturados, sobre cuya existencia se enteró en Ginebra, después de ser detenido el 31 de agosto de 2012, en el marco de este juicio.

AFP

Loading...
Revisa el siguiente artículo