GALERIA. Tragedia se funde con el heroísmo

Los bomberos Voluntarios, Municipales y Departamentales trabajaron ayer en conjunto para sofocar un incendio de grandes proporciones en el mercado de La Terminal, zona 4 de la Ciudad de Guatemala. Un supuesto cortocircuito en una venta del área conocida como “la Tomatera” provocó que el siniestro alcanzara a otros mil locales. Las autoridades calculan que seis mil personas fueron damnificadas.

GALERIA. Tragedia se funde con el heroísmo
Por: Publinews

1. Devastación.

El fuego arrasó con miles de locales comerciales

Largas columnas de humo negro se levantaron sobre varias zonas de la Ciudad de Guatemala. El fuego que comenzó a las 3 de la mañana, se prolongó durante ocho horas. El comercio y el tránsito en la zona 4, 8, 9 y 10, fueron afectados por este siniestro.

2. Destrucción.

Inquilinos del mercado rescatan su mercancía

Miles de arrendatarios de espacios de este centro comercial intentaron rescatar diversos productos que allí vendían. En conjunto con socorristas apagaron el fuego que los afectó.

3. Coordinación.

Autoridades e inquilinos en plena acción

Agentes de la Policía Nacional Civil y vendedores establecieron acuerdos con el fin de agilizar las tareas para sofocar el fuego en La Terminal.

4. Ayuda.

Soldados y policías vigilaron el área de desastre

Agentes de la PNC y elementos del Ejército se encargaron de formar un cordón de seguridad para evitar el robo de mercadería en ese centro de compras.

5. Solidarios.

Escasez de agua complicó

Los vendedores de ese lugar tuvieron que enfrentarse a la falta de agua. Las personas llevaron cubetas con el líquido para apagar el fuego. Largas cadenas humanas se formaron ante la carencia de más motobombas. Las pérdidas alcanzan los Q500 millones.

6. Emergencia.

Bomberos en acción total

Los socorristas Voluntarios, Municipales y Departamentales trabajaron arduamente durante horas. El cansancio no impidió que lucharan contra las llamas que salían de los locales comerciales. Hubo socorristas intoxicados durante la emergencia de ayer. No hubo que lamentar víctimas mortales.

Raúl Barreno

Loading...
Revisa el siguiente artículo